Una mano en el hombro

En el Congreso de Resiliencia de Valencia (mayo de 2010) Boris Cyrulnik explica que en su equipo de trabajo en la Universidad de Toulon se dedican a observar y registrar determinados tipos de interacciones familiares. Entre ellas observan a un grupo de jóvenes madres primerizas que viven en un centro de acogida. Una de las educadoras de ese centro forma parte del equipo de Cyrulnik.

Las muchachas no han permitido que el equipo grabe en video la primera vez que ellas han tenido que bañar a su bebé. Pero si han permitido que los investigadores estén presentes. Y lo que observan es que muchas de ellas se muestran inhibidas en los momentos previos. Se encuentran como agarrotadas.

En otro momento el equipo pide a la educadora que interactúe con ellas como lo haría si estuvira trabajando. Entonces ella se acerca a la jóven y simplemente se coloca al lado y pone suave y tranquilamente su mano en el hombro de ésta. Inmediatamente la muchacha parece desinhibirse y comienza a interactuar con el bebé con mucha más fluidez.

Lejos de lo que pueda parecer lógico las chicas parecen agradecer más un simple gesto transmisor de seguridad que toda una intervención estructurada para enseñarles a bañar a su bebé.

Quizá algún día en las Universidades, en las Facultades, de Psicología, de Trabajo Social, de Pedagogía… enseñen a sus alumnos la técnica minimalista y precisa de acompañar y dar seguridad poniendo la mano en el hombro.

(Ubicación en el Blog-rrador: 8.b.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s