Esta entrada termina con el título

CANADA. 1992.

Un fotógrafo alemán observa un grupo de perros usados para tirar de los trineos. Están atados por cadenas y la mayoría descansa tranquilamente. Pero, de repente, se alteran y empiezan a ladrar furiosamente mirando en una misma dirección. El fotógrafo mira hacia allí y observa un punto en el horizonte que se mueve. Con el objetivo de su cámara descubre que un oso polar se acerca rápidamente. Los perros están cada vez más alterados y nerviosos. Todos menos uno.

Una perra de raza Husky sigue tumbada tranquilamente. Y seguirá así incluso cuando el oso polar está a pocos metros. El oso parece haberse fijado en ella. Pero no se abalanza sobre ella sino que comienza a hacer pequeños y tímidos movimientos. La perra sigue sin dar muestras de tensión y mueve alegremente la cola. En unos minutos los dos animales están interactuando amistosamente.

El mismo oso volverá más o menos a la misma hora durante cuatro días consecutivos repitiéndose la escena con distintos perros del grupo.

 

ITALIA. Región del Piamonte. 2012.

Pier Giorgio está agazapado tras unos arbustos. Es noche cerrada y es verano. Está en tensión. La adrenalina le recorre el cuerpo produciéndole una sensación ambivalente. Mira a un lado y a otro para asegurarse que sus compañeros no le han dejado solo. No los diferencia bien porque todos visten ropa oscura y llevan pasamontañas cubriéndoles la cara.

De repente alguien dice ¡Vamos! y todos se levantan como impulsados por un resorte. El primero en llegar a la valla coloca una pequeña escalera y, uno a uno, suben por ella y con facilidad consiguen entrar en el jardín del chalet. El último sube la escalera y la prepara para la salida.

Una vez dentro y con ayuda de pequeñas linternas detectan su objetivo.

Tras recoger a todos los enanos de yeso o porcelana que han encontrado en el jardín los meten rápidamente en el coche y se dirigen hacia un bosque cercano donde los liberarán. Antes de ello y de nuevo encapuchados se harán fotos con los enanos para testimoniar la nueva acción del Frente de Liberación de Enanos de Jardín.

Después se reunirán con amigos y amigas la casa de uno de ellos para beber, comer, reír y comentar su nueva hazaña.

 

AUSTRALIA. 2012.

Thomas está muy cansado y todavía tiene que resolver algunos problemas antes de la cena. Necesita conseguir pienso para los cerdos de su granja. Tiene una vaca a punto de parir y no tienen dinero suficiente para terminar el nuevo cobertizo.

Sin embargo todos estos problemas, sentado en un cómodo sillón, con una cerveza fría, y conectado a Farmerana en su portátil le sirven para relajarse de una larga jornada en su trabajo en la construcción. Ocho horas de un trabajo físicamente muy duro pero muy abuurrido.

 

EEUU. Estado de Nueva York. 1876.

Samuel L. Clemens está escribiendo una novela.

El protagonista es un chaval, huérfano, que vive con su tía y que no para de hacer travesuras.

Esa mañana Samuel está inspirado o ha recordado algo de su propia infancia que le servirá para su novela. Su protagonista, Tom, ha sido castigado por su tía a pintar una vaya. Pero cuando su amigo Ben se acerca a ver lo que está haciendo, Tom no le dice que es un castigo. Más bien le dice que es algo muy divertido y acaba consiguiendo que sea su amigo quien la termine de pintar.

ITALIA. 1995.

Roberto es actor, guionista y director de cine y televisión. Está trabajando en una nueva película.

La idea le surgió de haber leído el libro “Al final derroté a Hitler” en el que su compatriota, Rubino Romeo, cuenta sus experiencias en los campos de concentración italianos y alemanes. Su lectura también le recordó lo que su padre le contaba a él y a su hermano sobre los dos años que también fue prisionero. Roberto no puede imaginar que tras ver esta película su padre exclamará "Hijo… ¡por fin has hecho una buena película!”

La misma se llamará “La vida es bella” y se desarrolla en ese momento tan trágico de la historia europea y mundial. Pero él es un comediante y quiere hacer una película que destaque que, aun en las situaciones más terribles, es posible encontrar la belleza, y sobre todo a través del amor por los que tenemos al lado. Ahora está dando los últimos retoques al guión.

En la escena final se ve al niño protagonista sonriente encima de un tanque aliado que, junto a centenares de presos liberados, salen del campo de concentración. 

Antes de morir de un disparo su padre le había explicado que el campo de concentración era un gran juego donde, siguiendo unas determinadas reglas, se obtenían puntos y se podía ganar un gran premio.

Pero Roberto imagina el plano y piensa que necesita una voz en off. Quiere destacar la idea de que el niño, como Rubino Romeo, también termina venciendo a Hitler. Piensa por un momento y finalmente escribe una anotación en el guión:

“Ésta es mi historia, ese es el sacrificio que hizo mi padre, aquél fue el regalo que tenía para mi… ¡Mil puntos! Es para morirse de risa… ¡Primeros!… ¡Volvemos a casa con el carro blindado!…¡Hemos ganado!"

(Hay ya en este blog una referencia a esta película en una entrada de Rosa Herrera)

 

EN DONDE ESTÉS. En este momento.

Tu mismo o misma. Deberías estar pensando ¿qué demonios tienen en común todas estas escenas? ¿Osos, liberadores de enanos de porcelana, granjeros virtuales…? ¿Escenas reales y escenas imaginadas?  y ¿qué tienen que ver con la resiliencia? ¿Cual es título que le falta a esta entrada?

Te invito a adivinarlo.

Te invito a un JUEGO.

 

RESILIENCIA Y …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s