Escritura terapéutica en acción

En la entrada “No sé lo que pienso hasta que no lo escribo” apunté:

“Una entrada en el blog no da para expresar todo el potencial de la escritura como tutor de resiliencia. Espero no tardar mucho en recoger de nuevo esta idea. Pero de momento sirva este apunte para introducir la idea”

Hasta el momento no he retomado el tema pero, gracias a que esto de internet permite curiosísimas formas de colaboración, otra persona sí lo ha hecho.

En el post “Resiliencia y juego (II)” podéis ver un comentario de Reyes Adorna Castro desde Sevilla en el que comparte su experiencia de la escritura terapéutica con adolescentes y en el que se ofrecía a mandarme algunos ejercicios concretos.

Pues lo ha hecho. Y tal como le pedí, con la ayuda también de Iñigo, ha autorizado a que pueda publicar su e-mail.

Aquí lo tenéis. En mi opinión no tiene desperdicio.

Gracias, Reyes (Gracias, Iñigo)

Hola Francisco Javier:

Soy Reyes. Te mando algunos ejercicios de escritura terapéutica que he probado en clase y van muy bien. Es importante que cuando se realicen estas actividades no nos centremos en las faltas de ortografía ni en la redacción, sino en el ejercicio mismo, sobre todo si se trata de chicos que normalmente no quieren participar en clase ni realizar las tareas. Ellos deben percibir que las faltas y las dificultades gramaticales, que normalmente tienen, no son un impedimento para escribir. He notado que a este tipo de alumnos cuando se les proponen estos ejercicios, están más que dispuestos a realizarlos, aparte de por ser "diferentes" a los acostumbrados, porque intuyen que van a adentrarse en un terreno que les atrae, que es el desahogo o el autoconocimento. Bueno, aquí van algunos:

1- En este ejercicio les hablo de Helen Keller, la niña sordo ciega que gracias a su pedagoga, pudo aprender el lenguaje por símbolos táctiles y que pasado un tiempo, fue a la universidad y hasta publicó libros. Después de contarles la historia, les pido que escriban un relato real o ficticio de alguien que haya salido adelante a pesar de los obstáculos, enfermedades o situaciones que se les hayan presentado en su vida. Suelo escribir en la pizarra unos versos de Manuel Altolaguirre para motivarlos más:

"Ya que no puedo ser libre,

agrandaré mis prisiones".

2- Otro ejercicio que suele ir muy bien es pedirles que realicen un poema cuyas estrofas empiecen por "No me podrán quitar nunca". Se les habla de cómo hay cosas que nadie nunca nos puede quitar, que dependen de nosotros mismos y de nuestros recuerdos, ilusiones, capacidades… Los alumnos escriben algo así como:

“No me podrán quitar nunca,

la primera vez que descubrí el mar,

lo que siento mirando la luna,

la sensación que me provoca el viento en mis labios,

sentir el latido de mi corazón.

No me podrán quitar nunca

el día que me encontré esa moneda

con la que me comí el chicle más dulce de mi vida,

la voluntad de mis sueños

el oro de mi respiración”

3- En este otro deberán realizar un poema en el que cada verso termine con "es una fiesta". Les sirve para detenerse y estar atentos de las maravillas que les rodean y que son gratuitas. Además de este ejercicio les pido que durante una semana anoten hechos que sean extraordinarios, aunque estemos acostumbrados a ellos. Como dice Oliverio Girondo, "la costumbre nos teje una telaraña en las pupilas". El poema quedará algo así como:

“Saborear agua es una fiesta,

Oír las hojas con el viento es una fiesta,

Oler la hierba es una fiesta,

Levantarse al caerse es una fiesta…” (Etc.)

4- En esta actividad el alumno deberá contar una historia donde derrote a su mayor enemigo mental, algún temor, alguna emoción que lo invalide, etc. Deberá personalizarlo y crear un relato con él donde sea el vencedor.

5- En este ejercicio tendrá que imaginar que tiene diez años más de los que tiene y deberá describirse en estos cinco aspectos: físicamente, internamente, el trabajo o los estudios que crean estar realizando, las relaciones personales y las aficiones. Esta actividad las realizo el primer de clase porque me da una material valioso para empezar a conocerlos, saber de sus inquietudes, su madurez. Ellos, en muchas ocasiones, llegan a reflexionar que si en verdad quieren llegar a conseguir todas esas cosas, deben cambiar la actitud del momento presente.

6- En esta actividad el alumno deberá elaborar una lista con los adjetivos negativos que haya recibido en su vida. Después en letras mayúsculas escribirá: LA OPINIÓN NO ES LA REALIDAD.

7- En el siguiente ejercicio se les dará un folio a cada uno en el que de forma anónima, escribirán el nombre de todos sus compañeros y las cualidades positivas que les vean, todo lo bueno que tengan que decir de cada compañero. Después el profesor, ya solo y con todo el material, elaborará una ficha individual con todo lo que han escrito de cada persona. Cada uno recibirá el suyo y por supuesto no sabrán quiénes han dicho lo que se dice en dicha ficha. Este ejercicio les encanta y aumenta su autoestima. Algunos no creen que sus compañeros les valoren positivamente y se sorprenden de que sea así.

8- En este otro, el chico deberá realizar un diálogo con un sabio que conoce los secretos del mundo, aunque no conoce el futuro, pero sabe responder a cuestiones vitales. Ellos escribirán las preguntas y también las respuestas del sabio. Con este ejercicio descubren que saben más de lo que creen y que el sabio está dentro de ellos.

Bueno, espero que te gusten y que sean útiles para esa labor maravillosa que estás haciendo. ¡Y por supuesto que puedes publicar este correo en tu blog!

Un abrazo y cuando quieras más, solo tienes que pedirlo.

P.D.: Tengo un blog donde a veces publico lo que los alumnos escriben, así ellos pueden leerse unos a otros y ver su nombre en él. En él se mezclan ejercicios de escritura creativa y terapéutica. Es muy gratificante para ellos. Si le quieres echar un vistazo, es tallerescrituraal-andalus.blogspot.com

(Si queréis comentar esta experiencia me encantará que lo hagáis en este blog pero por favor no os olvidéis de dirigiros también a la propia Reyes. En su blog podéis encontrar como contactar con ella. Gracias)

15 Comments

  1. Hola Javier y Reyes, simplemente quería felicitaros a los dos por el trabajo que hacéis y agradeceros que compartáis vuestra reflexiones y experiencias. Javier, al igual que Reyes opino que tu blog es inagotable! y en ellas he ido encontrando las palabras que difinen muchas de las convicciones en las que me baso para hacer terapia, al igual que me ayudan a ampliar mis conocimientos y a explorar posibilidades.
    Reyes me encanta la labor que estás haciendo, me parecen geniales los ejercicios que planteas y creas o no me han venido caidos de cielo para seguir trabajando con algún que otro adolescente. Así que gracias.

    Un saludo

    1. Gracias, Susana, por tus palabras. Espero que Reyes siga entrando al blog y vea tu comentario (y por si las moscas se lo mando por e-mail). Pues ya sabes sonde esta éste blog y lo mismo que le dije a Reyes te lo digo a ti. Si quieres compartir algo en el ciberespacio… aquí tienes un sitito. Hasta pronto.

  2. Gracias por tu interés, F. Javier, y por haber dedicado toda una entrada a la publicación de estos ejercicios. Espero que puedan ser útiles a quienes se aventuren a probarlos.

    ¡Un abrazo!

  3. Reyes, ya ves que útil no hay duda que lo son. Te informo que cuelgo algunas entradas en el grupo sobre resiliencia en facebook que coordina Pilar Surjo y algunos comentan allí en lugar de en el blog. A Cristina Calle le ha parecido maravillosa tu aportación y de paso pregunta si alguien sabe donde se puede formar uno en escritura terapéutica. Si tú o alguien puede ayudarnos en este lo agradecemos de antemano. Un beso y hasta pronto.
    (Por cierto entre en tu blog http://celebrarlavida.blogspot.com.es/ y a medida que iba paseando por él sólo me venía una pregunta…. ¿Por qué puñetas lo cerró? Entiéndelo como una pregunta retórica que expresa sorpresa y tristeza. No tienes porqué contestarme)

  4. Hola Susana

    Gracias por tus bonitas palabras y espero que estos ejercicios te sirvan para ayudar a esos adolescentes de los que hablas. 

    Con respecto a los cursos de escritura terapéutica, personalmente no conozco ninguno. Sé que se ofertan on line en algunas páginas de internet, pero realmente hay un gran vacío en este tema, sobre todo a nivel presencial. Ahora se está extendiendo la formación en arteterapia, pero sobre todo está enfocada en las artes plásticas y la dramatización. Conozco un libro muy bueno de Lucia Capacchione que puede suplir el vacío de un curso. Se llama El diario creativo, aunque está dirigido a adultos. Para niños y adolescentes hay mucho material de escritura creativa, pero no he encontrado nada de escritura terapéutica, ¡ya me gustaría! De momento, y esperando a que estas técnicas estén más desarrolladas, estaré encantada de compartir el material que tengo con quien lo necesite.
    Javier, muchas gracias por difundir en tu blog esta terapia que amo y en la cual confío profundamente.

    Un abrazo

  5. Estoy trabajando en la mejora del diseño de un curso de escritura para adultos, llamado “Atrévete a escribir”, si me das permiso querría aplicar algunos de estos ejercicios, adaptarlos. Y si os interesa, puedo compartir alguno de los que he desarrollado, para por ejemplo trabajar los diferentes puntos de vista sobre un mismo tema.

  6. Hola Javier y Reyes. Gracias a los dos por esta entrada. A Javier por seguir manteniendo vivo este canal de comunicación, conocimiento y compartimento (en el doble sentido de alojar y compartir). Eres una caja de sorpresas con tus reflexiones y un recolector de aportaciones interesantísimas. Y gracias a Reyes por compartir estos ejercicios pero también por despertar en mi una nueva chispa en esa incesante búsqueda de recursos, técnicas y tareas que como yo imagino que muchos de vosotros tenemos para poder ayudar a nuestros chicos a resiliar. La verdad es que cuando os leí enseguida me fui a la navegar por ahí a ver que encontraba sobre el tema…y no fue mucho, la verdad. Pero de un documento que encontré he extraído (de entre un montón que no me convencían), algunos ejercicios que a mí me resultan interesantes (espero que el autor del documento no se enfade conmigo por la “adaptación” ya que a su vez fue copiado de otro sitio!!!) Os los muestro a continuación y espero que puedan interesar para vuestro “banco de tareas”:

    -Escribe un relato breve en el cual el protagonista desee algo, pero que no lo pueda conseguir. Que este deseo sea su fuerza motora, lo que lo hace actuar. En una o varias escenas crea las razones por las cuales él no puede tener lo que quiere. Igualmente, haz que intente concretar su deseo por todos los medios, aunque no lo logre jamás.
    – Elige cinco sinónimos de la palabra “recuerdo”. Utiliza un diccionario de sinónimos o, si no cuentas con él, recurre a la función de sinónimos de tu programa procesador de palabras. A continuación, relata un episodio de tu vida o la de una persona muy cercana a ti que incluya la palabra “recuerdo” y los cinco sinónimos que hayas elegido.
    -Escribe un relato autobiográfico, pero que parezca que le ocurrió a otro individuo. Para ello utiliza la tercera persona y un protagonista diferente a ti, aunque conserve características de tu personalidad.
    – Imagina que eres un árbol o una planta y que debes convencer a los seres humanos para que te cuiden y protejan el ambiente ¿qué les dirías?
    – Escribe un autorretrato como si fueras a convencer a alguien para que salga contigo en una cita a ciegas. Señala cómo eres física y emocionalmente. No olvides mencionar tus gustos, pasatiempos, virtudes y defectos o manías.

    Saludos

    Conchi Martínez

    1. Hola, Conchi. Me alegro mucho de tu visita. Y te doy las gracias por tu aportación. Estoy pensando que por lo que veo el tema de la “escritura terapéutica” necesita una categoria propia y que quizá debería recopilar los ejercicios en un documento descargable, ampliable y actualizable. En cuanto tenga tiempo me pongo a ello (¡Tengo tantas cosas pendientes¡)
      Además estos días estoy repasando materiales de psicología positiva para un curso que tengo que dar y he encontrado distintos ejercicios que utilizan la escritura en relación a emociones positivas como la gratitud, el perdón, etc… Habrá que seguir en ello. Gracias por tu estímulo, Conchi.

  7. buenos días. me encantaron los ejercicios, soy maestra de secundaria y me gustaría conocer mas para aplicarlos con adolescentes. Javier te felicito por el blog. te mando muchas bendiciones. hay algún libro o donde me recomiendas buscar mas ejercicios para adolescentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s