BLOG DE NOTAS: Charlando

No siempre se aprende leyendo libros de texto. No sólo se aprende experimentando. A veces se aprende simplemente charlando.

Charlando con gente interesante.

Y también se aprende dando charlas.

Para mí sigue siendo una sorpresa que confíen en mí para rellenar un espacio en unas jornadas, conmemoración, etc. Pero ¡allá ellos!

Lo que sí sé es que para mí, cada charla, conferencia, o curso, es un reto. Un temido pero apasionante reto. El de salir de mi punto de vista para intentar ponerme en el lugar de quien me va a escuchar (suponiendo que no se duerma). Hasta ahora nunca he repetido exactamente lo mismo en dos sitios (las ideas centrales pueden ser las mismas pero no la forma de exponerlas)

Así que tengo que agradecer a Jesús Peiró Viana, de Guadalajara, invitarme a rellenar, la semana pasada,  un acto de celebración de los 10 años de la creación de su Gabinete de Trabajo Social Empresarial.

Diapositiva2 Un agradecimiento que debo desglosar en varios matices:

Gracias por descubrirme un territorio desconocido para mí y para la inmensa mayoría de la gente que es el de la práctica privada del Trabajo Social y el del Trabajo Social Empresarial desde el prisma de la Responsabilidad Social Empresarial. Un territorio en el que percibo a Jesús como un Quijote enfrentado a los molinos de la rigidez y acomodación de las instituciones académicas y colegiales. Quizá el Quijote fuera un loco pero… ¡bendita locura!.

Gracias por permitirme rastrear en su historia personal y profesional, dándome la oportunidad de encontrar un ejemplo-perla de resiliencia. Porque como dice mi amigo Iñigo, los ejemplos de las grandes estrellas de la resiliencia (Guenard, Frankl; CyrulniK…) están muy bien… pero nos quedan muy alejados. Sin embargo Jesús es un tipo normalito (muy peculiar y entusiasta pero como tú y como yo) y sin embargo su experiencia me acompañará en las próximas charlas, conferencias, cursos…

Gracias por su calidad humana y por un sentido del humor que reconforta de muchos males.

Jesús me ayudó a elegir el título de la charla y nos pusimos divertidamente bordes:

“Cuando la vida se vuelve ingobernable, todavía nos queda la resiliencia. Algo, muy viejo y admirable, que se ha puesto de moda y que puede ser perverso”

Y siguiendo la máxima de Monterroso, “No sé que pienso hasta que no lo escribo” últimamente me gusta redactar previamente las charlas aunque luego la haga con PowerPoint o Prezi. Así que, con su permiso, la pongo a disposición de quien la quiera descargar (pinchando el título)Diapositiva1

Por otra parte está tarde tendré la oportunidad de aburrir (espero que no demasiado) a la gente que quiera acudir a un acto organizado por AFIVIC (Asociación Fibromialgia Villena y Comarca) con ocasión de Día Internacional de la Fibromialgia (12 de mayo).

El título que me propusieron tiene un matiz muy interesante. Solemos decir que la resiliencia consiste en resistir y rehacerse pero Alicia Payá y compañeras me propusieron:

“Resiliencia: resistir y redescubrirse en la  fibromialgia”

Un verdadero reto el de hablar sobre resiliencia y transmitir “buen rollo” (no se trata de que los deprima)  a quien padece esta enfermedad pero sin parecer superficial o caer en los consejitos de autoayuda.

No sé aún si lo conseguiré. Intentaré medirlo por el número de tomates que me lancen.

Las charlas, en definitiva, me obligan a descubrir matices. Me obligan a hacer un “movimiento del yo” (probable próximo post) que me hace ver las cosas desde otra perspectiva.

Algo que suele ocurrir a quien se rehace de la adversidad: tomar perspectiva respecto a lo ocurrido.

Lo único malo de todo esto: que quizá me esté convirtiendo (si no lo era ya) en un… “charlatán de la resiliencia”.

7 Comments

  1. Desde Villena y en especial desde AFIVIC,mandamos un enorme GRACIAS…a tí Javier, a ese gran profesional pero enormíiiisima PERSONA!!!Gracias por hacer llegar toda esa energía y “movimiento del yo” que transmites.

    Después de tantas organizaciones al final,no pude disfrutar de todo eso,pero mis compañeras y l@s usuari@s de la asociación, me lo hicieron llegar de alguna manera.

    Gracias por mantener viva esa vocación de ayudar a los demás, formar y un largo etc y disfrutar con ello. Porque gracias a formadores y profesionales como tú, crecen profesionales “humanos” ( y yo sé porque lo digo) con ganas de seguir luchando y disfrutando de la intervención social.

    Un abrazo muy fuerte.
    Alicia.

  2. Hola, Javier;
    Desde Guadalajara, como asistente que fuí a tu brillante ponencia sobre la resiliencia, como amigo de Jesús y como…mmmm… un pesado que te pregunta acerca de la resiliencia con ejemplos de un globo que se hincha para entender si se hace o se nace….: Enhorabuena. Nos encantó. Si… digo bien: NOS… encantó.
    Enhorabuena por tu charla, por tu modo llano de explicar las cosas, por evitar la pomposidad en tus palabras, y sobre todo por darnos la oportunidad de saber cómo mirar de frente a los problemas y no sólo ver las adversidades, sino más bien, a ver nuestras herramientas para sobrellevarlas.

    Un saludo
    José María

  3. Muchas gracias Jose María por tu comentario y por tu metáfora del globo que tiene mucha miga (las personas en las que se da la resiliencia acumulan – como el globo aire en cada soplido más potencialidad para la resiliencia). Para mi fue un placer estar con vosotros y espero que la vida nos vuelva a juntar.
    Perdona que haya tardado en publicar tu comentario pero en todo el día no he podido entrar en internet-
    Un abrazo.

  4. Javier, me encanta tu blog y me encantas tú. Yo trabajo en México con favoreciendo la resiliencia a través del cuento infantil. Divertido. Creativo. Distinto. Tengo varios cuentos de mi autoría y los usamos en los talleres. Ahora en Marzo haré el primer seminario en Oaxtepec, un lugar hemoso fuera de la Ciudad. Si tienes planeado estar por acá (uuuy, te imaginas?) me encantaría tenerte d einvitado o ponente. Sólo quería avisarte por si el serendipity de la vida está de mi lado. Un fuerte abrazo.

    1. Milly:
      Muchas gracias por tu amable y desproporcionado comentario. Veo complicado que, de momento, me veas por México pero en esto de la resiliencia ¿no se trata de estar receptivo a cuantas más posibilidades mejor? En todo caso esto de internet permite relaciones que antes eran imposibles, así que por favor, indícanos si hay alguna forma en que podamos conocer tu trabajo y tu manera de abordar la resiliencia a través del cuento (un documento descargable, un link, una web o blog)- Un abrazo y te deseo que el Seminario sea todo un éxito. Ya nos CUENTAS (nunca mejor dicho… jajaja)

  5. Javier, hoy he leído más de tu blog. Que inmensa riqueza nos compartes!!!
    Me siento pequeñita, pequeñita con lo que yo he llegado a juntar (nada de lo que digas me hará sentir más grande, pero me siento bien, por hoy, de estar así: pequeñita. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s