Los niños perdidos. Cosas que les pasaron. ¡Maldito 7 de enero!

¿Alguna vez…

… has sentido vergüenza por algo que no podías evitar?

… has evitado ir a un acto social porque no tenías ropa adecuada?

… has preferido no ir con alguien a tomar algo porque estabas sin dinero y no querías que te invitaran ni invitar? ¿O has dicho que no tomabas nada porque te molestaba el estómago sin ser cierto?

… te has sentido mal porque te parecía que un familiar o amigo estaba haciendo el ridículo?

 

Antonio, 10 años

!Lo peor era volver al colegio después de Navidades! Todos los niños y niñas contando lo que les habían traído Papá Noel o los Reyes Magos, y yo no podía decir ¡nada!. ¡No lo soporto! ¿Por qué me tenía que pasar eso a mí? El novio de mi madre si le compra cosas a ella ¿por qué no he tenido nunca un regalo de Reyes? Pero lo peor era el día siguiente….

Alegría, 9 años

– ¿Cómo explicas que tu tienes unos apellidos pero que vives con una familia que no es la tuya? –

  – ¡Ah! Yo digo que mi madre se ha muerto-

Esmeralda, 14 años

Me molesta que “papá” (acogedor) diga que soy acogida. Siempre que nos preguntan o nos presentan a alguien tiene que decir… Y Esmeralda y su hermana que viven con nosotros.

Pedro, 11 años.

Estoy bien con la familia los fines de semana pero ahora que me voy a vivir con ellos…. ¡no quiero cambiar de colegio! En el que estoy ya me conocen… Es un rollo conocer compañeros nuevos, tener que explicar…

Para pensar

Parece que la vergüenza es un sentimiento ajeno a los niños (excepto la vergüenza-timidez). La vergüenza “tierra trágame” parece que no les es propia.

Parece que los niños acogidos en centros o en familias tendrían que llevar con naturalidad el serlo. Pero no es así. No es fácil exponer públicamente las miserias de su familia igual que no nos gusta a nosotros exponer las pequeñas miserias cotidianas propias.

Nuestras mentirijillas, nuestras pequeñas deserciones están justificadas,… ¿y las de ellos o ellas?

1 Comment

  1. A mi también me daría vergüenza.Nuestras intimidades o nuestras miserias son nuestras y las destaparemos con quien queramos. En esos casos no tienen opción y quedan latentes en su cotidianeidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s