BLOG DE NOTAS: Tutores de resiliencia en el cine

Hace una media hora he publicado el post 200 de este blog (¡quién me iba a decir a mi, en noviembre de 2009, que cuatro años más tarde aún seguiría con el blog!)

Y para celebrarlo… ¡voy a publicar el 201 antes de que acabe al día!

En realidad es un post que me apetece desde hace unos días en que mi mujer y yo vimos una peli que nos dejó muy buen sabor de boca y que, en mi opinión, ejemplifica perfectamente lo que es un tutor de resiliencia (humano).

Se trata de una película de ficción y no sé si pensar que los guionistas y directores (Nat Faxon y Jim Rash) han reflejado una situación que puede darse o han construido la historia después de haberse leído un tratado sobre resiliencia.El camino de vuelta

Se trata de “El camino de vuelta” (The way, way back, 2013)

No creo que se trate de una obra maestra y las críticas no son deslumbrantes ni mucho menos. Pero la recomendaría a cualquier persona que quiera entender que es un tutor de resiliencia.

La sinopsis de www.filmaffinitty.com dice así:

Duncan (Liam James) es un adolescente de 14 años que, en el transcurso de un verano, tratará de encontrar la fuerza que precisa para poder encontrarse a sí mismo, y de paso, enfrentarse a su padrastro (Steve Carell), que bebe, consume drogas y se va de juerga con otras mujeres, y para volver a relacionarse con su madre (Toni Collette).

No seré yo quien cuente más del argumento para no fastidiársela a nadie. Pero sí señalaré que frente al padrastro, que quiere establecer una relación de confianza con el hijo de su pareja, la película propone otro personaje (interpretado por Sam Rockwell) que sin pretenderlo ejerce una influencia totalmente inesperada sobre el adolescente protagonista.

Creo que la película tiene buenas interpretaciones; una banda sonora muy agradable y situaciones humanas reales. Y te hace pasar un rato agradable.

Pero lo que si sé es que si todavía existiera aquel famoso y añorado programa de TV llamado “La Clave” y se dedicara una semana a la resiliencia, esta película (con la que siempre se ejemplificaba el tema de debate) sería “que ni pintada”

6 Comments

  1. Enhorabuena por esas 200 entradas anteriores tan interesantes, reflexivo-filosóficas, emotivas, ilustrativas, cinematográficas (creo que es el blog que visito con más propuestas de pelis sugeridas), entrañables, crítico-irónicas, introspectivas, variadas, diferentes (no es lo mismo que variadas), romeurescas…

    Ánimo y a escribir otras 200 en la mitad de tiempo. Un abrazo.

    P.D. Prometo intentar ver la peli que aconsejas en esta entrada.

  2. ¡¡¡Los 201 post me han sabido a poco!!!

    He visto el trailer de la peli y antes de que acabe la semana la veré.

    ¿Qué es más posible que le pase a un niño al que se le dice desde pequeño: “No vales nada”? El niño, con esa credulidad innata que le hace creer todito lo que le dicen sus padres, se coloca su creencia como unas gafas que filtran la realidad. Seguramente tendrá más posibilidades de construirse creyendo que no vale nada, y sintiendo y actuando con esa etiqueta en su corazón. Menos mal que existe la plasticidad, y con ella la resiliencia, y que afortunadamente nunca es tarde para reinventarse. Deberían educarnos como padres -y maestros- para tener sumo cuidado con nuestras creencias y con lo que hacemos creer a nuestros hijos, porque, aunque todo lo hagamos de la mejor manera que podemos y sabemos, es demasiado el daño que podemos causar.

    No sabes cuánto me alegro de haber descubierto tu blog un día de agosto del año pasado. ¡Espero poder disfrutar al menos de otras 201 entradas!

    Un abrazo

  3. Pues ta habrán sabido a poco pero la protagonista del 202 vas a ser tu… Tu ya sabes…
    Espero que te guste la peli aunque no sea un peliculón y has dado en una de sus claves… Igual que hay tutores de resiliencia hay constructores de desanimo y de fracaso
    No sabes cúanto me alegro yo de haberte descubierto a ti
    Un beso

  4. Acabo de ver la peli. Preciosa. Humana y realista.
    Cuánto puede marcar “un 3″… !!
    Siempre hablan los que más tienen que callar.
    El papel del chico tierno tierno. Un cielo. Y “su amigo que conduce” divertido y entrañable.
    Yo también la recomiendo.
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s