Entrada colectiva (2) Dibujando posibilidades de futuro

El pasado día 25 de octubre publiqué un post solicitando ayuda para preparar una pequeña intervención en una mesa redonda en unas Jornadas de Formación de la Inspección Educativa en la Comunidad Valenciana.

Pretendía trasladar la inquietud de aquellos que acogemos o trabajamos con niños, niñas y adolescentes con medidas de protección que implican la separación familiar, ante las dificultades habituales que estos tienen a nivel escolar.

Vuelvo a agradecer todos los comentarios que recibió (y sigue recibiendo) el post y es de justicia que comparta lo que en dicha jornada viví y pude comunicar.

Más abajo os dejo el enlace para descargar el pdf de mi pequeña intervención pero antes quisiera contaros que, al llegar al Salón de Grados del Complejo Educativo de Cheste (Valencia) pude disfrutar de gran parte de la intervención de Carmen Pellicer.

No conocía en persona a Carmen (podéis ver una síntesis de su curriculum aquí) y fue para mí un placer escucharla, pues entrelazó un conjunto de datos y planteamientos educativos interesantísimos con un buen puñado de ideas políticamente incorrectas, divertidas y cargadas en mi opinión de un sentido común pasmoso.

Sintetizo a continuación algunas de las ideas que me llamaron especialmente la atención y me hago responsable de la diferencia que seguro que existe entre lo que ella quiso decir y lo que yo os cuento.

Me encantó su claridad para hablar de “buenos y malos profesores o profesoras” y como la tendencia habitual en los colegios es que los malos profesores tengan menos trabajo, las mejores clases, los mejores grupos… (para que no protesten) mientras que los “buenos y buenas profesionales” acaban saturados al cargar a sus espaldas con lo que los primeros no quieren. No es un fenómeno exclusivo de los colegios sino de casi todas las organizaciones pero me encantó oír a una profesional de la educación reivindicar que en los colegios se debe hacer todo lo posible para que los malos profesores estén incómodos y se pidan una baja o se vayan.

Tampoco se cortó a la hora de afirmar que un profesor o profesora debe ser una persona mental o emocionalmente equilibrada. Tan obvio pero tan difícil de decir.

Carmen citó muchos estudios internacionales y entre ellos alguno que indica que la calidad de la relación padres-hijos (creo recordar que medida por el tiempo destinado a hablar, a comunicarse) es uno de los mayores predictores del éxito escolar.

Digo yo que entonces la calidad de la relación profesor/a – alumno/a también quizá sea también mejor predictor del éxito escolar que el uso de nuevas tecnologías, plataformas de comunicación con los padres, adaptaciones curriculares, etc.

Pero la idea más sugerente que me llevé de ella esa mañana fue cuando afirmó que un buen profesor debe ser capaz de “dibujar futuros posibles” para sus alumnos y alumnas.

¿No es eso lo que hacen los tutores de resiliencia? ¿Dibujar futuros posibles? ¿Dar la noticia de algo diferente?

Lo acompañó de una referencia a un director de orquesta (siento no haber pillado el nombre) que al empezar el curso les otorgaba a sus alumnos y alumnas una matrícula de honor. Luego les pedía que escribieran lo que habían hecho en ese curso para ganarse dicha nota.

Espero poder seguir en contacto con Carmen y entonces le pediré la referencia exacta de esta anécdota que me parece muy bien traída (y más a este blog que se llama Diseñando pasados, Recordando futuros)

Al menos es la forma en que a mi me gustaría que se posicionara un maestro o maestra con los niños que viven en centros de menores o con familias de acogida.

Finalmente deciros que compartí mesa redonda con Dolores Tortosa, Trabajadora Social en Servicios Sociales Generales pero desde donde propone y trabaja la parentalidad positiva y con dos directores de centro escolar (uno de ellos ahora inspector también) Los nervios por intervenir el último me impidieron apuntarme sus nombres (les pido disculpas) pero sus intervenciones me resultaron muy interesantes para ver como a veces los colegios y los profesionales de la educación deben trabajar por encima de sus recursos reales si quieren dar respuesta a problemáticas sociales muy complejas.

El texto que os dejo es básicamente el que llevaba redactado con anterioridad. He añadido en otro color algún comentario que pude añadir en la exposición (me apoyé en un powerpoint)

Algunas de las personas que comentasteis en el post anterior veréis reflejado alguna idea o planteamiento que, con vuestro permiso, me apropié para ese día.

Es cierto que aposté por el planteamiento positivo y no por la queja. Me pareció que no era congruente reclamar “una mirada positiva” para nuestros nanos y nanas en el cole y hacerlo con una “mirada fulminante” Hay motivos para la queja, no lo dudo, pero también para la admiración para algunos “buenos y buenas profesoras”.

He añadido en un anexo los comentarios que recibí en el blog (sin mis respuestas).

Podéis usar el documento para lo que estiméis oportuno.

4 Comments

  1. Bona nit….es cierto siempre hay que pronunciarse en el lado positivo….dime que puedo hacer y como lo puedo hacer….dejame que te cuente el pasado y asi sabras como llegar hacia ese menor. Muy acertada tu intervencion… Leyendola se ponia la carne d gallina….espero que a tu publico le ocurriera lo mismo y de ahora en adelante cada vez que escuchen nene acogido….recuerden tus palabras. Marina

  2. Muy chula la exposición! Mi más sincera enhorabuena. Has conseguido transmitir la necesidad del cambio. Y lo breve, sí bueno, dos veces bueno.
    Felicidades también por tus 200 hijos. Estos los has parido tú, jajaja.
    Abrazos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s