Crónicas sociales desde el más allá (I): Criminal Convictions

Si siguiéramos la moda, esta nueva serie de post debería llamarse “Interventores sociales por el mundo” pero cómo de momento sólo he fichado a uno…

Conozco a David desde que nació pues somos amigos de sus padres desde muy jóvenes. Pero me unen más cosas a él. Entre ellas el gusto por los cuentos, las metáforas, las historias… y ambos administramos un blog. El mío es como un Cuaderno de Campo y el suyo como un Cuaderno de Bitácora. Yo contemplo la vida y el navega por ella a toda vela.

Os dejo con él.

IMG-20131005-WA0011

¿Os imagináis que un día Javier recibe un correo de Malcolm Gladwell invitándole a colaborar en su próximo libro? Algo parecido es lo que me ocurrió a mi hace unas semanas.

Así que aquí estoy intentando estar a la altura de las circunstancias.

Quiero comenzar por presentarme: me llamo David y soy un caso más entre los miles de jóvenes que están saliendo de España estos últimos años con la ilusión, el miedo y la esperanza de vivir una nueva experiencia que nos ayude en nuestra formación.

Soy Trabajador Social y desde hace dos meses estoy viviendo en el norte de Escocia, en las Highlands , aprendiendo inglés con el objetivo de dentro de un tiempo poder trabajar en los Servicios Sociales de aquí.

Me propone Javier ir poniendo en común algunas de mis experiencias para que nos sirva a todos para conocer otra forma de hacer las cosas, que sea un lugar de encuentro para ir aprendiendo, desde distintos puntos de vista y culturas, la forma de abordar la acción social.

Yo, por supuesto, encantado.

Hasta conseguir trabajar en los Servicios Sociales británicos, hay un largo camino por recorrer y mucho por aprender.

El primer paso ya está dado. En las próximas semanas empezaré un voluntariado que servirá, entre otras cosas, para conocer “in situ” cómo es la realidad de los Servicios Sociales de estos lares.

Y en la primera toma de contacto vino la primera sorpresa (para ellos y para mi): entre los documentos que me pidieron para poder empezar está el “Criminal Convictions”  (Antecedentes Penales)

En los países anglosajones, este documento es muy importante y se exige en todos los casos en que el trabajo esté relacionado con menores (ya sea remunerado, en prácticas o voluntariado). Cuando expliqué que tardaría un tiempo en tenerlo, ya que era la primera vez que lo necesitaba, la sorpresa fue grande: “¿Qué se pide en su lugar?”. No supe qué contestar.

Mi experiencia en el ámbito social, si bien no es excesivamente amplia, si es bastante variada: he trabajado con menores, discapacitados psíquicos, tercera edad y unos cuantos voluntariados. En ningún caso se me había pasado por la cabeza que me pudieran pedir los antecedentes penales.

Como veis, una situación completamente nueva (de las muchas que supongo me encontraré) que sirve para introducir el objetivo de esta serie de posts: ir contando las diferencias y las similitudes entre dos formas de abordar la intervención social.

David Serra Perales

Desde Escocia

highlands-de-escocia_6361491

 

No se puede expresar mejor lo que David y yo pretendemos. Sólo aclarar que no se trata de conocer para copiar. Se trata de ver desde otro punto de vista para tomar perspectiva. Para ver mejor y en relieve.

O simplemente para levantar la cabeza y dejar de mirarnos el ombligo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s