Feliz vida a todos, a pesar de todo

Son casi las 5 de la madrugada y hace dos horas que me he desvelado. Es algo extraño en mí, muy extraño, pero es así.

Gracias que mañana no trabajo. Y gracias que esto me ha dado la oportunidad de ver en internet una charla que me da el resorte para felicitaros la Navidad y desearos, desearos.. ¿el qué?

¿Las navidades? ¿Un próspero año nuevo?

Últimamente me siento artificial o superficial cuando utilizo las expresiones típicas de estas fechas. La felicitación por el tiempo litúrgico cristiano es poco probable y, a nivel simplemente humano y cortés (que no quita lo valiente)  no puedo dejar de pensar: “Eso… le deseo felices días y feliz año que viene y el resto de la vida… ¿que le den?”

Además es cómo si la felicidad fuera una especie de lotería… Te toca o no te toca. La felicitación navideña se ha convertido en una especie de !Que tengas suerte!

Así que prefiero desearos una vida feliz y una felicidad proactiva.

Dicen algunos que hay estudios que demuestran que la felicidad depende en un 50% del temperamento, del carácter de cada uno; en un 10% sólo de las circunstancias externas y en el 40% restante de las cosas concretas que hagamos para ello. ¡Anda! ¡La felicidad hay que currársela un poco! Un 40% no es una gran cifra pero puede marcar la diferencia (por ejemplo de pasar de una felicidad enclenque de 20 a una felicidad digna de 60)

Así que seas o Leoncio o Tristón (unos dibujos de mi infancia) te deseo que puedas acertar en tus elecciones para ser feliz tú y hacer feliz a los tuyos.

Y para ello te regalo la charla en TED del monje benedictino David Steindl-Rest llamada “¿Quieres ser feliz? Sé agradecido” (puedes elegir el idioma de los subtítulos)

Quizá no te guste. Quizá te suene muy “New Age” o a paparruchas de flipaos. Es posible. Pero para mi gusto encierra una joyita… Su comparación de la actitud ante la vida a cómo aprendimos de pequeños a cruzar la calle.

Me ha recordado mucho al post reciente de Dando vueltas sobre vueltas llamado “Cuando iba a misa” o el también reciente de Rosa Fernández (Intimidades de la post adopción) llamado “Silencio”

Un beso o un abrazo. Lo que prefieras.

Felices…

9 Comments

  1. Felicidadd es que un tio como tu te dedique el final del post a decir que algo tuyo le ha reconfortado. Jeje Estoy de acuerdo en que la pelota de nuestra felicidad esta en nuestro tejado (claro esta si lo tienes o no tiene agujeros) y que hay que currarselo. Desde estas lineas y aprov3chando la coyuntura quiero agradecerte la confianza, el tiempo, los recursos que nos ha dedicado que nos han posibilitado ser mucho mas felices. Un abrazo muy fuerte.

  2. Feliz vida para ti también Javier,
    Gracias por tu blog, me gusta leerte por lo que dices y como lo dices. Disfruto, cual “voyeur infiltrado “ en tus post y comentarios.
    Más que desearos una vida “consentida” (que también…) ojala tengamos una vida “con-sentido”. O por lo menos intentarlo…
    El sentido del amor, humor y esfuerzo.

    Un abrazo

  3. La mala noticia, por mucho que cueste aceptarlo, es que no estamos diseñados en principio para ser felices. A la naturaleza lo que le interesa es que sobrevivamos; no estamos programados para gozar de una felicidad permanente. Pero tampoco estamos diseñados para tener un cuerpo musculoso, y sin embargo, vamos al gimnasio y con tesón lo conseguimos. La buena noticia es que podemos ejercitar los “músculos” de la felicidad, con esfuerzo, un poco de autoconocimento, autocomprensión, empatía y cambiando el hábito de desear más por el disfrutar de lo que ya se tiene. ¡Ese es mi deseo para todos, todos los días del año!

    Gracias por hacernos siempre reflexionar. Un abrazo muy fuerte.

    1. Gracias por tu comentario Reyes y perdona por tardar en publicarlo. Creía que lo había hecho pero hoy me he dado cuenta de que no debí pulsar en el sitio adecuado. Es cierto que como animales y fruto de la evolución estamos diseñados para sobrevivirr y, como tu bien estudias, nuestro cerebro está programado para ello y por eso es un desatre consigo mismo. Pero quiero pensar que el salto evolutivo tan enorme que supone el ser humano es para algo más que sobrevivir. QUizá desde este punto de vista la felicidad estribe simplemente en saber vivir. Estoy completamente de acuerdo en que tenemos parte de responsabilidad en nuestra felicidad. Aunque yo creo que la clave está, no tanto en el ejercicio diario (que también) sino en las elecciones que hacemos a cada momento. Pero bueno… no quería enrollarme pero es que tus comentarios … ¡dan tanto juego! Muchas gracias.

  4. Tristón era un cenizo pero resultaba tierno. Creo que es una de las claves… A pesar de los defectos y tendencias naturales del ser humano al inconformismo, a la envidia, al cotilleo… Lo importante es la autocrítica y el interés por ser mejor, encontrar el placer y el gusto por “lo blanco”.. la franqueza, la honestidad, la expresión sin complejos de las emociones, compartir tu tiempo y vivir con intensidad y optimismo lo poco o mucho que te suceda, rodearse de valientes… No tener miedo a la ternura. Es la que marca la diferencia.
    Feliz año nuevo y venideros. Quieres decir simplemente “que te vaya bien”…
    Eso te deseo querido Romeu. A ti y a tu familia. Un abrazo del alma.

  5. En una revista que recién compré y justamente se llama HAPPY, hay un estudio que te va a gustar: aquellas personas que basan su felicidad en actos hedonistas (placeres inmediatos) luego de un análisis sanguíneo, demostraron tener un alto grado de células inflamatorias (aquellas que producen ataques al corazón y alzheimer), por el contrario, aquellos que basaban su felicidad en actos eudaimonicos (placeres a largo plazo relacionados con el servicio a otros) demostraron tener sistemas sanos e inmunes a infecciones y con bajos niveles inflamatorios. No es increíble que hayan estudios que nos inviten a ser sanos, mientras somos felices y además, ayudamos al prójimo? A mi me parece sensacional! Javier, que encuentres la felicidad duradera, tengas salud y sigas compartiendo tus conocimientos con nosotros, gracias! Milly.

    1. Disculpa Milly que hay tardado tanto en responderte. Las fiestas navideñas en España terminan el día 6 de enero con la fiesta católica de la Epifanía o popularmente de los Reyes Magos (que traen juguetes a los niños). No sé si en México teneis esta tradición. Así que los niños no tienen colegio y las familias vamos un poco enloquecidas.
      Me parece interesantísima la investigación y si puedes conseguir alguna referencia de la misma me encantaría tenerla. En respuesta te mando el enlace de una conferencia en TED que veo muy relacionada. Es del psicólogo Michael Norton y se llama “Cómo comprar felicidad” (http://www.ted.com/talks/michael_norton_how_to_buy_happiness.html) y su tesis es que el dinero SÍ da la felicidad… si lo gastas en los demás. Curiosa coincidencia con la investigación que tu camentas.
      MUCHAS GRACIAS POR COMPARTIRLA. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s