Relación-Es. De un video, una novedad editorial, un post y una neurona.

(ADVERTENCIA: Especialmente para familiares, amigos y amigas, compañeros y compañeras: este post es un peñazo. Nos vemos en el siguiente)

En los últimos meses hay dos pensamientos recurrentes en mi querida, ya madura y única neurona. Algo me dice que las dos ideas confluyen finalmente en una que es “La resiliencia es relacional” y que esta idea es importante difundirla para contrarrestar el positivismo que nos arrasa y que cada vez pienso que no tiene nada de ingénuo (a alguien le interesa convencernos del “Tú puedes” para que no se te ocurra pensar que hay que cambiar algo más que a ti mismo)

Pero mi neurona me ha dicho que está mayor y que no da para escribir libros o tesis. Y ha añadido: ¿Te acuerdas por qué empezaste el blog? Para no perder tus reflexiones, materiales, etc en los distintos dispositivos que usabas para guardarlos. Así que vuelvo a los origenes del blog y en una serie de post (Relación-Es) iré acumulando algunas cosas que me parecen interesantes. Por si acaso.

Creo que es esencial la importancia del contexto en la resiliencia y, en general, a la hora de entender el comportamiento humano. Y empiezo a vislumbrar que podemos desmenuzar un poco más lo que es el contexto o, mejor dicho, sus elementos principales.

Un primer elemento del contexto son las ideas que fluyen y triunfan en él. Las ideas no son sólo verdaderas o falsas. También las hay útiles o inútiles. Exitosas o fracasadas. Atractivas o repulsivas. Etc Y así, por ejemplo, una idea falsa puede, al ser atractiva o útil, triunfar. Y triunfará tanto que acabará pareciendo verdadera.

Ejemplo tonto del poder de las ideas: en Gran Bretaña circula la idea de que los conejos son animales de compañía y esta idea se traduce en que las personas allí no suelen comer conejo (No creo que un día todos los británicos se pusieran de acuerdo y dijeran: no comamos conejos y disfrutemos de ellos). Algo similar a lo que ocurre con las vacas en la India pero no en base a una creencia religiosa sino a una creencia laica (otra forma de clasificarlas)

El ejemplo puede hacer pensar que me estoy refiriendo simplemente a “lo cultural” Pero voy más allá. ¿Y si hubiera una “tecnología de las ideas”? ¿Y si hubiera ideas que responden a intentos, conscientes o no, de influenciar en el comportamiento de las personas?

Lo dejo aquí y recojo el video de una conferencia TED de mi admirado Barry Schwartz en el que plantea esta posibilidad a propósito de la idea de que “la motivación esencial para el trabajo es el dinero” El mantiene que es una idea falsa pero que a alguien le interesó que triunfara (En el momento de este post no hay subtitulos en castellano pero tarde o temprano la habrá: las hacen personas voluntarias y ya sabemos que hay gente para todo)

En segundo lugar. Un contexto queda definido por las relaciones que se establecen en el mismo y que se influyen a su vez entre si.

El ejemplo esta vez no es tonto y sí más bien triste. La relación, no bien gestionada por los profesionales, de un hijo con su madre biológica puede terminar con la convivencia de ese niño con una familia de acogida totalmente entregada a su cuidado y educación y en la que en realidad él no estaba mal. Por desgracia el otro día conocí un caso así.

Y aquí tengo que aplaudir, y saltar de alegría por, el esfuerzo de la editorial Descleé De Brouwer de traducir y publicar la obra del psicólogo social Kenneth J. Gergen titulada “El ser relacional. Más allá del yo y de la comunidad”

EL SER RELACIONAL. MÁS ALLÁ DEL YO Y DE LA COMUNIDADCopio un párrafo de la sinopsis de la editorial en el que queda claro su interés para mí planteamiento (he quitado sus negritas y he puesto las mías):

“El ser relacional” sustituye las preocupaciones tradicionales por el individuo y la comunidad y nos ilumina en cuanto al significado de las relaciones. Propone que nuestro bienestar futuro -tanto local como global- depende de que coloquemos las relaciones en primera fila de nuestro interés, que todo el significado surge de la acción coordinada, por lo que aquello que consideramos real, racional y valioso depende del bienestar de nuestras relaciones. Con este planteamiento Gergen desafía la idea de la mente individual como algo separado de los demás. Efectivamente, este libro propone una concepción completamente nueva de la psicología. No son las mentes individuales las que se reúnen para formar relaciones sino que el funcionamiento individual surge de la relación. 

Te recomiendo que descargues el PDF de las primeras páginas y le des un vistazo al índice.

En mi caso me seducen epígrafes como “El Yo como abuso“, “El flujo relacional: fracasar y florecer“, “De la mente a la relación“, “Experiencia y recuerdo: no los míos sino los nuestros“, “Narrativa: del Yo a la Relación, Vínculo y Límites”, “La ruptura relacional”, “Escribir como relación” (¿no es lo que estoy haciendo yo?) “La educación en clave relacional” “Moralidad: Del relativismo a la responsabilidad relacional” y otros muchos que no copio por no aburrir.

¡Ojala el libro tenga el éxito suficiente para seguir animando a la editorial a invertir en derechos de autor y traducciones de obras de referencia en las ciencias humanas!

Sameroff

Y termino con un post. Ayer mismo el blog Mi espacio resiliente publica un perfil de Arnold J. Sameroff quien desarrollo un Modelo Transaccional del Desarrollo que no conozco y me interesa mucho, así como estos cuatro publicaciones suyas de la lista que Mi Espacio Resiliente nos ofrece:

Logrando hacerlo: familias urbanas y éxito adolescente.

Las Historias que Cuentan las Familias: coherencia narrativa, interacción narrativa y creencias relacionales.

Tratamiento Temprano de Problemas Relacionales padres-niños: estrategias de intervención

El Modelo de Desarrollo Transaccional: Cómo niños y contextos se modelan entre sí.

Gracias, Mi Espacio Resiliente (aunque ya te las he dado en tu blog)

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s