Blog de notas: ¡Títulos!

Casi todos los noticiarios recogen que hoy se cumplen 75 años de la liberación del campo de concentración de Auschwitz. Sin embargo yo esta mañana no era consciente de ello cuando en una librería, buscando una novela para regalarle a mi mujer,  me detengo ante una novedad de la Editorial Planeta

Le doy la vuelta y leo la sinopsis:

“Eger tenía dieciséis años cuando los nazis invadieron su pueblo de Hungría y se la llevaron con el resto de su familia a Auschwitz. Al pisar el campo, sus padres fueron enviados a la cámara de gas y ella permaneció junto a su hermana, pendiente de una muerte segura. Pero bailar El Danubio azul para Mengele salvó su vida, y a partir de entonces empezó una nueva lucha por la supervivencia. Primero en los campos de exterminio, luego en la Checoslovaquia tomada por los comunistas y, finalmente, en Estados Unidos, donde acabaría convirtiéndose en discípula de Viktor Frankl. Fue en ese momento, tras décadas ocultando su pasado, cuando se dio cuenta de la necesidad de curar sus heridas, de hablar del horror que había vivido y de perdonar como camino a la sanación.
Su mensaje es claro: tenemos la capacidad de escapar de las prisiones que construimos en nuestras mentes y podemos elegir ser libres, sean cuales sean las circunstancias de nuestra vida”

Lo descarto de momento para el regalo pero me quedo con la copla de esta señora, Edith Eger, no tanto por superviviente del Holocausto, que también, sino por discípula de Viktor Frankl.

Resultado de imagen de edith eger

Y sigo esta tarde trasteando en Internet para conocer más de ella y descubro el título original de su libro

 

“The choice. Embrace the Possible”

Es decir: “La elección. Abraza lo posible”

Pero ¿qué les pasa a los de Planeta?

Supongo que como son unas memorias noveladas han pensado que lo de la bailarina de Auschwitz tiene mucho más tirón vendiéndola como tal.

Pero si lees el siguiente texto que extraigo de una referencia al libro en la noticias de Antena 3 (y en su web) entenderás porque el titulo original refleja la esencia del mismo.

 

 ‘La bailarina de Auschwitz‘, basado en hechos reales, ofrece las claves para enfrentarnos a los traumas, problemas e inseguridades de la vida (la negrita es mía)

1. “Puedes vivir para vengarte del pasado o puedes vivir para enriquecer el presente; puedes vivir en la prisión del pasado o puedes dejar que el pasado sea el trampolín que te ayude a alcanzar la vida que deseas”.

2. “La venganza no puede borrar los males que hemos sufrido, perpetúa el ciclo del odio… La venganza no te hace libre”.

3. “Tal vez curar no consista en borrar la cicatriz, curar es apreciar la herida“.

4. “El tiempo no cura. Lo que cura es lo que haces con el tiempo“.

5. “Huir del pasado o luchar contra el presente es encarcelarnos a nosotros mismos”.

6. “No puedes cambiar lo que hiciste o lo que te hicieron. Pero puedes decidir cómo vivir ahora”.

7. “La prisión más grande está en nuestra mente”

En resumen “La elección. Abraza lo posible”

En realidad me corrijo a mi mismo. Sí le doy importancia a su experiencia como superviviente del genocidio nazi. Las 7 claves anteriores me parecen que brillan más precisamente por no haber sido dadas por un gurú de la autoayuda sino por quien puede encarnarlas. Y lo de curar como apreciar la herida me parece una buenísima síntesis de la resiliencia.

Y para colmo me encuentro esta foto de ella:

Resultado de imagen de edith eger zimbardo

Edith Eger abrazada a Philip Zimbardo, uno de mis héroes intelectuales.

3 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s