Leyes de Murphy del acogimiento familiar de menores (2)

Puedes ver la primera tanda de estas leyes en este otro post

 

DEFINICIÓN DE SAEZ-MORATALLA

Las y lo técnicos de acogimiento familiar son personas que instruyen el expediente de protección de las y los menores acogidos o que apoyan con sus conocimientos y acciones los acogimientos para su adecuado desarrollo.

REDUCCIÓN DE BENLLOCH-YAGO

Las y los técnicos de acogimiento familiar son personas.

Resultado de imagen de tecnicos acogimiento

 

 

DISTORSIÓN DE ROVIRA

La mayoría de las personas que acogen menores porque “hasta a un perro o un gato se les coge cariño” acaban describiendo a sus niños o niñas acogidas como “lobos” o “tigres”.

 

Resultado de imagen de loboResultado de imagen de tigre

 

 

PARADOJA CUÁNTICA DE LA FORMACIÓN PARA EL ACOGIMIENTO

En la mayoría de los casos, la formación previa al acogimiento es exactamente igual de necesaria que de inútil.

COROLARIO

La formación más útil es siempre la que no se ha dado.

PARADIGMA ANALÓGICO A LA PARADOJA CUÁNTICA

Si de una pareja que quiere acoger hay un miembro que no puede acudir a la formación es ese o esa quien más lo necesitaba.

Resultado de imagen de formación familias

 

RECOMENDACIÓN MOYA-SALVÁ SOBRE FORMACIÓN

a) A pesar de la paradoja cuántica, la intensidad de formación previa de la familia que va a acoger debería ser directamente proporcional a la deformación prevista de la familia en el acogimiento.

b) Las variables para predecir la deformación de la familia son cuantitativas y cualitativas. Las primeras son: espacio, tiempo y dinero. Las segundas son: incertidumbre, celos, ambivalencia… Las primeras pueden darse o no. Las segundas se darán siempre hasta que no se invente el acogimiento familiar androide.

Resultado de imagen de hombre bicentenario

 

COMENTARIOS POCO SERIOS

Es fácil que intentando hacer algún comentario sobre la valoración y formación de familias acogedoras nos pongamos demasiado sesudos y no es, claro está, el tono de esta serie. Me limitaré por tanto a tres observaciones “algo sarcásticas” sacadas de mi esquizofrènica experiencia como técnico y acogedor.

1.- Algunas familias me han dicho que quieren acoger porque “tienen mucho que dar”. Curiosamente suelen ser las familias de los “perritos” y “gatitos”.

Antes no sabía muy bien qué decirles mientras intentaba que no se me notaran mucho los pelos erizados de la espalda. Ahora intento explicarles que más que mucho para dar es mejor tener mucha capacidad para encajar. Su familia va a tener que encajar, quiera o no, en un sistema muy complejo. Y aunque ellos sean capaces de liberar mucho amor y otras emociones positivas en el niño, del sistema van a recibir muchas cosas que provocan emociones negativas. ¿Serán capaces de digerirlas?.

2.- Soy de los afortunados que recibió la formación de formadores del profesor Pere Amorós. Aprendí mucho de él y de sus materiales. Pero ahora, 25 años más tarde, miro para atrás y siento que me sirvió mucho para ser técnico, pero no recuerdo ninguna dificultad como familia acogedora que resolviera con cualquiera de las técnicas practicadas en aquella formación.

Así que me pregunto: ¿No estaremos formando a las familias para ser técnicos? ¿No sería mejor formarlas para, paradójicamente, deformarse adaptativamente?

¡Y yo qué sé!

3.- ¿Cuándo se les pide a los pilotos de avión que se enfrenten a situaciones críticas en un simulador? ¿Antes siquiera de saber manejar el avión? No creo ¿Dos años antes de jubilarse? Tampoco lo creo.

Quizá el debate no sea formación sí – formación no.

Quizá el debate no sea formación ¿cómo? o ¿cuánta?

Quizá la clave fundamental sea formación ¿Cuándo?

Tengo la sensación de que informar o formar antes de tiempo no es eficaz. Creo que más que preparar familias hay que formar familias cuando estén preparadas para ello.

Si tenemos “Formarse para acoger y acoger para deformarse” la conclusión lógica es “Formarse para deformarse”

 

Tenía razón… demasiado sesudo.

No hacer caso. Aquello que no se expresa con una pizca de humor seguramente no es cierto.

(Si eres familia acogedora o técnico de menores tus comentarios serán los que le den chispa a este post. Vence la pereza. Yo lo he hecho)

5 Comments

  1. Hola Javier, no te preocupes, no te has puesto tan serio al final, pero la parte previa incluso con broma y todo, dicen una gran verdad, a veces la formación parece mas para técnicos que para familias… Y lo más importante es que, aunque a veces las cuestiones técnicas se hagan como se puede, los acogimientos van bien. Sin duda me quedo con la reflexión de que en el acogimiento las familias deben saber mas bien encajar que dar,…
    Un acierto y encantados de seguir escuchando mas corolarios…
    Un abrazo fuerte y buen verano
    Alberto

  2. El acogimiento familiar androide… ¡qué bueno! No, no, me quedo como estoy. Incierta, insegura, ambivalente… vamos, en acogimiento familiar humano.
    Gracias por esa expresión escrita que nos hace disfrutar de tus reflexiones. Dicen que en los lugares de frontera salen historias interesantes y tus dos lugares hacen una buena frontera!
    Te escribo de Pamplona, de Magale. ¿Podrías ponerte en contacto conmigo para hacerte una proposición?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s