Blog de notas: Paseando a “Curioso”

Casi todos los días saco a pasear a “Curioso” por los campos editoriales. La mayor de las veces es en el mundo virtual y sólo en alguna oportunidad me lo llevo al mundo real. En ese caso, entramos en una librería y él se vuelve loco husmeando sin cesar, del área visual de mi cerebro corriendo a la memoria y así sin parar. Y a veces, ¡salta la sorpresa! Y “Curioso” se para inmóvil ante un libro con la cabeza estirada y una pata delantera recogida. Espera hasta que disparo la cámara del móvil o entro en internet en el para ver si hay edición digital, y en función de una cosa u otra, cobro la pieza o la dejo escapar por el momento.

En todo caso es seguro que los dos volveremos a lo nuestro con la satisfacción de ese momento de subidón intelectual. Por la noche “Curioso” dormirá a pierna suelta en un lugar de mi neocortex en espera de otra nueva expedición bibliográfica.

Pero lo normal son los paseos virtuales: dos, tres, cuatro, cinco… calles o plazas habituales. Hace unos años cuando “los vecinos” empezaron a regalarme libros digitales es cierto que pude perjudicar al mundo editorial. Pero lo paradójico es que desde que las editoriales vinieron también al lado virtual ahora les sigo comprando tantos libros como antes. O mejor dicho, me gasto como mínimo lo mismo que antes sólo que ahora, por ese mismo dinero, consigo el doble o triple de libros. Lo del derrumbe del mundo editorial era sencillamente mentira. A más facilidad para la lectura más afición para la misma. A más afición más demanda. Los que se tenían que quejar no eran los editores sino los impresores. Y los taladores de árboles y las serrerías. Pero no los editores.

El caso es que en los últimas semanas “Curioso” me ha señalado varias presas. Alguna se han puesto a tiro y las he cazado. Otras estamos esperando que la editorial la saque en formato digital o que un “vecino” me la regale. Pero en todo caso estoy convencido que son libros que quiero tener y, si puedo, leer. Estos son:

hacemos las cosas

Una verdadera sorpresa para mi. “Curioso” se volvió loco cuando leyó este fragmento de la sinopsis editorial:

Hay un ingeniero de Boston que dejó su trabajo para encontrar una cura para la enfermedad genética de su hermano y ha acabado inventando una red sanitaria llevada por los propios pacientes. Hay un matemático indio que está revolucionando la investigación de nuevas medicinas para la tuberculosis. Hay una científica agraria que encuentra soluciones en la India a los problemas que conlleva la Revolución Verde a través de un sistema que consigue altísimos rendimientos en el cultivo de arroz. Hay un alcalde austriaco que, contando con lo que tenía más a mano (árboles), ha conseguido que su pueblo no sólo sea autosuficiente en energía sino más próspero. Hay un inventor inglés que ha creado un motor de aire líquido, que podría ser el combustible del futuro. Hay un emprendedor social brasileño cuya ciudad es pionera en el ‘presupuesto participativo’, con el que los ciudadanos deciden el gasto público local a través de la democracia directa. Hay un colegio en Lincoln (EE.UU.) que ha pasado del fracaso escolar a la excelencia gracias al método de un profesor, que no es ni tradicional ni progresista, sino simplemente eficaz. Todos ellos hacen las cosas de otra manera y nos invitan a reiniciar nuestro mundo. (Editorial Galaxia Gutenberg)

niño perro

Sólo tuvo que pasarse dos o tres veces fugazmente por delante de “Curioso” para que acabara disparando el botón de “Comprar ya” en el Amazon Kindle de alguno de mis dispositivos. Ahora que Alberto Rodríguez e Iñigo Martinez de Mandojana lo han leído y lo recomiendan no me cabe duda de que tengo que leerlo. La editorial es “Capitan Swing”.

pattakos

 

Ya admiraba la obra y el pensamiento de Viktor Frankl cuando sólo unos pocos freakies lo tenían presente.  Ahora que, entre otras cosas, los estudios sobre resiliencia han rescatado la idea del sentido, y con ello a Frankl, no puedo dejar pasar un libro de alguien que lo conoció y trató en sus últimos años (Alex Pattakos) y del que ya me gusto un anterior libro: “En busca del sentido. Los principios de Viktor Frankl aplicados al mundo del trabajo” (Editorial Paidos Ibérica)

“Prisioneros de nuestros pensamientos” es de la Editorial Plataforma.

Por cierto la editorial Herder acaba de traducir y publicar un texto (conferencia) de Frankl

rehumanización

Supongo que es un texto no para “entretenerse” o leer en el Metro pero que arranca con este fragmento en el que Viktor Frankl cuenta un diálogo con un taxista al llegar a EEUU para dar la conferencia:

—Tengo que dar una conferencia.
—¿Y sobre qué?
Le enuncié el tema: «Is the new generation mad?». (¿Esta loca la nueva generación?) Rompió a reír. Le dije:
—¿Por qué se ríe? ¿Querría encargarse de hablar del tema mientras yo conduzco su taxi?
—Oh, I couldn’t do that! (Oh, ¡No podría hacerlo!)—me contestó.
—¿Por qué no? Usted conoce a las jóvenes generaciones de su país mejor-
Él se mantuvo en su «I couldn’t do that», hasta que me puse serio y le pregunté:
—Dígame honestamente: «Is the new generation mad?».
A lo que contestó, literalmente:
—Of course, they are. They kill themselves. They kill each other and they dope– (De acuerdo. Ellos se matan a si mismos, matan a otros y se drogan)
Ante ustedes tienen, señoras y señores, la tríada de estos fenómenos de depresión, agresión y adicción. Empecé la conferencia a los estudiantes con las palabras de mi taxista. En California, sobre todo en el sur de California, ha habido un aumento de la tasa de suicidio entre los estudiantes académicos, además de un incremento de la  drogadicción y de la criminalidad.
La conferencia es de 1980. El mundo ya no es como hace 38 años pero no tengo claro que estos tres fenómenos se hayan esfumado. Igual sólo se han transformado: Anorexia, Bullyng, adicción a las pantallas…

Y también la Editorial Herder acaba de publicar:

79206d499e7b8ee5f59b5ac2d3a51b6e

Siempre me ha atraído el enfoque Centrado en Soluciones en psicología del que Mark Bayebach es probablemente el mejor exponente en España. Le debo haberme descubierto en Valencia el programa “Signs of Safety” del que hay varios post en este blog y que algún día, Eugenio Ardid y yo, acabaremos la serie empezada sobre el mismo.

¡Buen chico “Curioso”!

 

 

 

 

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s