Hay varios motivos por los que te podría interesar ver la película «No te preocupes, no llegará lejos a pie»

notepreocupesnollegaralejosapie_es_fa

Y según mi opinión, mucho mejor leer las memorias de John Callahan en las que está basada y que se acaba de publicar en castellano (Editorial Planeta) con el subtítulo: Memorias casi optimistas de un alcohólico en silla de ruedas.

descarga

Antes de presentarte los supuestos puntos de interés permíteme que por pura «vagancia redactora» te copie parte de la sinopsis de la propia editorial:

Lo normal es que nunca te hayas reído con la historia de un cuadripléjico que busca desesperadamente salir del alcoholismo. Lo normal, claro, hasta que conoces a John Callahan.

Publicadas en 1989 en Estados Unidos y traducidas ahora por primera vez al español, las memorias de este viñetista de cabecera en medios como The New Yorker y Penthouse son inspiración y provocación en estado puro. Callahan vivía a tope el frenesí californiano de los setenta entre drogas y alcohol cuando un accidente de tráfico lo dejó en silla de ruedas. Entonces le tocó morir un poco para volver a encontrarse en un viaje improbable del tequila a Dios y del vino barato a Lao-Tse, el amor propio y el humor.

 

1.- Deberías verla (o mejor leerlo) si te interesa el humor como factor de resiliencia. Pero aún más: si se suele afirmar que el humor que favorece la resiliencia es el humor constructivo, el humor sano ¿tiene cabida en esta categoría el humor negro? Un humor muy, muy al límite. El título de las memorias es el texto de la siguiente viñeta:

viñeta

La mayoría de sus viñetas están referidas a cualquier tipo de discapacidad como estas dos (muy amables o suaves, por cierto)

Pero también sobre el alcoholismo (incluido el suyo y su propio accidente) o el Ku Klux Klan; la religión, etc

2.- Y aunque no sé si tiene alguna viñeta al respecto la película refleja que solía bromear sobre un tema que es el segundo foco de interés para mí de su historia. Solía decir: «Sé tres cosas sobre mi madre verdadera: era de origen irlandés; era pelirroja y era maestra… (pausa) Y.. ¡Ah!¡Sí!… ¡No me quería!… ¡Se me había olvidado!».

Callahan fue entregado por su madre al nacer en un hospicio. A los 6 meses fue adoptado por un matrimonio sin hijos pero que, tras él, tuvo 5 biológicos. No cuesta comprender porque John creció sintiendo que no pertenecía a esa familia.

«A menudo me sentía totalmente solo en el mundo, como si fuera de otro planeta. En ese entonces no sabía que ese era un sentimiento típico de los adoptados» (John Callahan)

3.- Callahan comenzó a beber con 12 años. Para un tipo como yo que, junto con mi amiga, Rosa Herrera, escribió un artículo para una revista de Alcohólicos Anónimos (y colgamos en este blog) el peregrinar de John por el alcoholismo y por los 12 pasos tiene también su miga.

Y si he insistido en que mejor el libro que la pelí es que, por lo que llevo leído (ya bastante) al director y guionista (Gus Van Sant) le daría un par de capones. Creo que es muy fiel a las memorias y se pueden entender ciertas licencias narrativas. Pero no puedo entender la minuciosidad en reflejar datos sin relevancia y luego omitir algunos claves. Pero bueno, él sabrá. El director y guionista es él. No yo.

Según ha contado en alguna entrevista fue el actor Robin Williams quien compró los derechos del libro (podemos imaginar el porqué) y quien le encargó adaptarla al cine pero hasta hace dos años no lo consiguió. Callahan murió en julio de 2010 al parecer por los problemas respiratorios asociados a su tetraplegia.

«Cualquier C5-6 (tetrapléjico) amaría ser parapléjico y al mismo tiempo agradece no haber quedado herido tan arriba como para necesitar un pulmón de hierro. Los cuadris quisieran ser paras, los paras quisieran que sus cuerpos estuvieran sanos, y los sanos quisieran ser como Jane Fonda» (John Callahan)

Esta frase, un ejemplo maravilloso de como la adversidad/resiliencia depende en parte del contraste o contrafacto, me recuerda otra historia real llevada al cine y reseñada en este blog.

0mqayjnyyec.movieposter_maxres

O esta otra:

intocable

Un comentario en “Blog de notas: Beber, reir y …

  1. Hola Javier,
    Quisiera felicitarte muy sinceramente por el blog q recien lei y q se complementa con el blog q presentas hoy. Tus referencias, casi subterraneas, sobre RESILIENCIA me parecen MUY BUENAS. Me parece q tus observaciones son un real aporte a lo que entendemos, de pronto, por este en ciertas ocasiones “vago” concepto. O, asi lo define las Naciones Unidas en un documento reciente.
    Quisiera sugerirte que hicieras de estas profundas y, a mi modo de ver y desde luego puedo equivocarme, innovadores aportes al concepto. O, al menos a mi, me parece una seria, reflexiva e innivadora mirada de este concepto. Gracias y felicitaciones!!¡
    El lun., 28 de ene. de 2019 5:44 p. m., Diseñando pasados Recordando

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s