Desde hace años conozco los dos primeros libros de Javier Martín Hernández, Psicólogo Clínico, Terapeuta Familiar y Psicólogo de la Xunta de Galicia en materia de Sercivios Sociales y protección a la infancia.

Ambos los he recomendado siempre a quien me pedía profundizar en el conocimiento del Sistema de Protección desde una perspectiva crítica. Ambos se publicaron en la editorial Pirámide. El primero en el 2005 y el segundo en el 2009. Te dejo las portadas y los enlaces con la editorial donde podrás leer el perfil del autor, una sinopsis del libro y el índice. Sólo los títulos y subtítulos te muestran por donde van los tiros (métafora casi literal en este caso)

PI00103101

Enlace con la editorial

PI00144801

Enlace con la editorial

Tan interesante me han parecido siempre sus planteamientos que hace unos años tuve la oportunidad de proponerlo para una Conferencia y un Taller para profesionales en el marco de un Plan de Formación específico que desarrollo la Administración en la que trabajo.

Aún recuerdo el mal trago que me hizo pasar en un role-playing en el que me tocó “enfrentarme” a unos supuestos padres a los que se les había retirado (o se les iba a retirar) a sus hijos. Los compañeros que los representaban tenían la instrucción de Javier de no andarse con contemplaciones conmigo. Sudé tinta y lo capeé como pude, lo reconozco.

También pude compartir una comida con Javier, mano a mano, e intercambiar información sobre las diferencias y similitudes en los recursos de protección en su Comunidad Autónoma y la mía.

Recuerdo que le pregunté si tenía otro libro entre manos y me dijo que algo tenía en mente y que sería todavía más crítico con el Sistema. No sé si se refería al que ahora ha publicado la editorial Herder. Sospecho que sí.

30dab54d77be27bf143397219945824e

“Ideología y Maltrato Infantil. Estudio histórico-comparativo”

Tengo que advertirte dos cosas:

La primera es que los planteamientos del autor son radicales. Los que trabajamos en “el Sistema” podemos diferir de ellos totalmente o en matices y, sobre todo, dependiendo del punto del mismo desde donde lo contemplamos.

La segunda es que sus libros me parecen sencillamente imprescindibles. Nadie debería trabajar en protección de menores sin al menos conocer los planteamientos de Javier Martin Hernández.

He mandado un email a la editorial avisándoles que el enlace para descargar las primeras páginas no funciona. Espero que en unos días esté corregido, pero te copio una parte de la sinopsis de la ficha en la web. Me encantaría poder decir, después de algo más de 25 años trabajando en este campo, que Javier no tiene razón o exagera. Pero lamentablemente no es así. No puedo estar más de acuerdo con lo que a continuación escribe. Y cada día me tengo que enfrentar a la contradicción de ver que el sistema hace agua por bastantes sitios y que yo soy parte de él. La negrita es mía.

La sociedad está altamente sensibilizada con los casos de maltrato infantil por la indefensión en la que se hallan los niños. Ante esta realidad, el Estado dispone de agentes para proteger al infante y discernir quién tiene que hacerse cargo de él. Provenientes de diferentes ámbitos profesionales, estos mediadores delimitan lo que está mal en el terreno de los cuidados de la crianza y establecen qué hacer al respecto. Si este proceso resulta de la labor que llevan a cabo determinadas personas, entonces, se tiene que estudiar con detenimiento su actuación. Sin embargo, las explicaciones en los casos de maltrato infantil se centran en las circunstancias del hecho delictivo y en los afectados, prestándose poca atención a la actividad de los responsables de clasificar a las personas en los papeles de víctima y maltratador.

Cada vez estoy más convencido que antes de proponer una medida de protección deberíamos plantearnos si seríamos capaces de justificarsela, cara a cara, a esos menores en un futuro cuando dejaran de serlo y nos pidieran explicaciones.

Una de las muchas tareas pendientes que tengo es leer detenidamente

jugarse-la-piel

y analizar el Sistema de Protección desde el planteamiento del autor, según el cual no hay que fiarse de ningún experto que no se juegue la propia piel con sus pronósticos o valoraciones.

Pero como este blog existe para mi resiliencia (resistir y rehacerse de trabajar en un sistema tan estresante o psicológicamente agotador) a veces necesito descansar del tema.

Como ves… hoy no lo he conseguido. Pero la referencia al nuevo libro de Javier Martin Hernández merece la pena.

 

 

Un comentario en “Blog de notas: ¿Quien controla al controlador?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s