¿Te ha pasado ponerte a vaciar un cajón y encontrar algo precioso para ti pero que, paradójicamente, habías olvidado?

Esta tarde he pensado recoger notas para un post complicado (“Filosofía y resiliencia. O al revés”) y he querido rescatar mi cuenta gratuita en Evernote, a la cual hace más de un año que no entraba.

En él Jorge Colapinto, terapeuta sistémico argentino afincado en EEUU, explica su manera de entender la relación y el trabajo en acogimiento familiar para la relación entre familia biológica y acogedora. Si te interesa el acogimiento familiar de menores o la protección a la infancia en general no te lo pierdas.

4 comentarios en “Blog de Notas: ¿Dónde estás Colapinto?

  1. Soy madre acogedora desde hace 8 años. Al principio íbamos al punto de encuentro hasta que los niños expresaron que se les hacía muy raro eso de que no nos conociéramos. Pedimos cambio y llevamos muchos años con visitas que la administración calendariza pero nosotras organizamos: viene la abuela a buscarlos a casa, le llevamos a casa de la madre, quedan con la tía que les va a buscar al patio… El momento de “entrega” es de saludo cordial y ya está. También los wasaps previos para organizar.
    La experiencia es agridulce. Dulce porque los niños se relajan, agradecen la normalidad de la relación, se les queda esa imagen de vernos juntas en la retina.
    Lo agrio es que crece una relación más, hay conversaciones por wasap que no esperas, en definitiva, acoges también a la familia biológica con sus movidas. Es difícil pero ayuda también a ponerse en la piel de los niños que viven las diferencias de criterio, de cultura, de reacción.
    En la administración nos dicen que somos rara Avis, que los acogedores “no suelen querer”. A día de hoy si que el protocolo es conocerse y tener algún contacto desde el inicio del acogimiento.
    Me ha gustado mucho Colapinto. Y su serenidad. También eso de que para cambiar algo, propone empezar a actuar diferente, sin más palabras o más explicaciones.
    Y cuando dice “es lo mejor para el niño” que nos relacionemos las 2 familias, lo corroboro. Mis hijos de relajan, no se sienten tan raros, les quitas ese problema de la relación entre nosotros, caminan con menos peso, que bastante tienen ya.
    Gracias por el blog, que me relaja y me quita peso, que bastante tengo también. 😉 Beso

    1. Hola Helena. Te agradezco yo mucho más que hayas dedicado un tiempo a compartir esta experiencia que, literalmente, encarna el vídeo de Colapinto. Y aprovecho para contar/contarte que me siento completamente identificado por tu experiencia. Nosotros también fuimos durante muchos años “rara Avis” con relación directa con la familia de origen y creo que agridulce es una palabra certera. No me cabe duda de que es lo mejor para los niños y niñas acogidas . Y por eso intento difundir este modelo que en mi territorio, de momento, es impensable. Pero es cierto que el modelo implica acoger también no sólo las potencialidades de la familia de origen sino todas aquellas cosas que nos parecen incomprensibles y nos rompen los esquemas.
      Pero ¿quien ha dicho que el acogimiento tiene que ser algo dulce? Quizá nos estamos equivocando algo en la manera de difundirlo.
      Besos con el codo.

  2. Buenos días, me ha encantado el vídeo tanto por el contenido como por la tranquilidad y el convencimiento con que lo expone Colapinto. Mensaje sencillo y para mí muy acertado, aunque por desgracia, bastante lejos de lo que vemos en el día a día del sistema de protección a la infancia. Muy buena la comparación con los hijos de padres separados, que sí o sí siguen formando un sistema familiar pero con otro formato y muy buena la clave de que la persona más importante no es el profesional y su relación con las partes sino la relación entre las partes (en este caso las familias con las que convive el menor, que seguirán formando parte de ellos toda la vida cuando los profesionales ya no estemos). Una bonita línea en la que trabajar. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s