Martes, 08/09/2020

Me entero de la publicación en castellano de la segunda recopilación de relatos de Ted Chiang, el autor del relato en el que se basa la película La llegada, y desde que lo conozco he estado esperando una nueva obra. Tras comprobar que no existe edición digital encargo el libro (“Exhalación” en Editorial en Sexto Piso) en papel.

Jueves, 10/09/2020

Tras dos días para redactarla publico en este blog el anterior post. Se trata de una reflexión sobre los niveles de libertad que pensamos que tienen las personas a las que tenemos o queremos ayudar a superar alguna dificultad. A medida que escribo lo que pienso voy pensando lo que escribo y el post se me tuerce y me doy de bruces, otra vez más, con el título de este blog. Acabo dándome cuenta de que tenemos dos opciones temporales para intentar ayudar: si nos preguntamos por qué no “puede querer” cambiar estaremos enfocándonos a su pasado. Si nos preguntamos qué es lo que “quiere poder” nos estaremos enfocando hacia su futuro.

Viernes, 11/09/2020

Comienzo a lee el primer relato de “Expiación” llamado “El comerciante y la puerta del alquimista”. Como en “La historia de tu vida” el relato que inspira la película mencionada, Chiang vuelve a jugar con la variable temporal de la existencia. El relato ambientado en el Bagdad medieval me atrapa pero el cansancio me obliga a dejarlo a mitad.

Sábado, 12/09/2020

La mañana transcurre sin obligaciones por lo que termino el relato de Chiang. Me quedo impactado. Por no subrayarlo (es un libro que apunta al préstamo) me apunto varias frases del mismo:

“Aún cuando el pasado sea inmodificable se puede encontrar lo inesperado al visitarlo”

“¿Comprende ahora por qué le digo que el futuro y el pasado son lo mismo?. No podemos cambiar ni uno ni otro, pero podemos conocer ambos más a fondo”

“Mi viaje al pasado no había cambiado nada, pero lo que había aprendido lo había cambiado todo”

“Si nuestras vidas son cuentos que cuenta Alá, entonces somos la audiencia y los protagonistas al mismo tiempo, y es a fuerza de vivir esos cuentos como recibimos nuestras enseñanzas”

“Nada borra el pasado. Existe el arrepentimiento, existe la enmienda y existe el perdón. No hay más pero con eso basta”

Frases sorprendentes para encontrarlas en un relato de ficción de supuesta ciencia ficción.

La mañana sigue tranquila así que P. y yo nos vamos un rato de “discos y libros”. Mientras vamos me vienen a la cabeza varias anécdotas personales o situaciones conocidas donde parece que la vida a veces te permite pasar – como con la puerta del alquimista del relato – de un tiempo a otro.

Y en eso estoy, cuando en una Casa donde hay muchos libros para comprar, descubro este libro de la Editorial argentina Del Nuevo Extremo (DNX Libros):

No conozco a la autora. No he leído nada de biblioterapia. Pero lo tomo y veo el índice y le doy un vistazo. No sé lo que es la “Psicoterapia Integrativa y su enfoque multifactorial” y el lenguaje me resulta extraño y no me atrae. Pero sí me fijo en que ofrece una serie de relatos de ficción de la historia universal de la literatura para ser leído en respuesta a algún tipo de problema psicológico. Recuerdo, porque no hay edición digital para ver las primeras páginas, el relato “Ante la ley” de Fran Kafka por ejemplo)

Y pienso que Diana Paris debería leer inmediatamente “El comerciante y la puerta del alquimista” y que realmente no es descabellado que una historia de ficción pueda ser terapéutica.

Domingo, 13/09/2020 (Hoy)

Llevo desde anoche como plasmar en un post todo lo que este relato me ha sugerido pero la tarea se me hace ardua y cansina.

Opto por contaros la serendipia en la que estoy envuelto.

Ya habrá tiempo, o no, para ponerme otra vez sesudo a vueltas de la dimensión temporal de eso tan importante que tenemos los seres humanos: nuestra historia.

NOTA: Te dejo el link a un artículo reciente de La Vanguardia donde trata al mismo tiempo de este relato – que califica de deslumbrante- como de la historia de la nueva película de Christopher Nolan “Telnet”. Una película también sobre la conexión pasado-futuro, que aunque no he visto, se por personas muy cercanas, que es absolutamente fallida.

2 comentarios en “Blog de notas: la relación de ayuda como alquimia y la ficción como ayuda

  1. Gracias Javier por tu curiosidad sobre mi nuevo libro, Lecturas que curan. Valoro la recomendación de El mercader y La puerta del alquimista. Prometo leerlos. Saludos desde el Sur del mundo! Diana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s