La Plataforma TED acaba de publicar una intervención de uno de los profesores de psicología que más me interesan. Se trata de Barry Schwartz y ya ha salido en esta serie. Es una intervención grabada en el mes de mayo, de apenas 10 minutos y 16 segundos, y que lleva por título: ¿Qué papel juega la suerte en tu vida?

Por otra parte también puedes encontrar otra intervención similar y de la misma época de Michael J. Sandel, profesor de filosofía en la Universidad de Harvard, de cuyos libros se han traducido varios al castellano y del cual puedes encontrar otras 3 intervenciones en TED. En este caso la intervención de 8 minutos 39 segundos lleva el mismo título que su último libro: “La tiranía del mérito“.

Ambos profesores universitarios coinciden en que el éxito en el escalafón social o profesional tiene que ver en parte con los méritos pero también con la suerte.

Mientras que Schwartz concluye con una llamada a la humildad a las personas que ocupan una posición de éxito y a todos en la medida que podamos tenerlo, Sanders va más allá y analiza qué consecuencias sociales tiene esta “creencia absoluta en el mérito”: la polarización social y el olvido del bien común.

Ambos usan como ejemplo principal el sistema de acceso a la Universidad en EEUU pero creo que, con pequeñas variaciones, su análisis es válido para cualquier sociedad desarrollada.

Te dejo el enlace de las dos charlas para después hacer una pequeña reflexión relacionada con la temática principal de este blog: la resiliencia y la relación de ayuda.

(Si no te salen por defecto los subtitulos en castellano puedes elegirlos clickeando en el bocadillo con tres puntitos)

Aunque no la nombra expresamente Schwartz se refiere claramente a la llamada Teoría del Mundo Justo por la cual tenemos la idea implícita de que a las personas en la vida les va según su proceder.

El propio Schwartz lo expresa con contundencia y sinceridad:

…no es verdad que las personas obtienen lo que merecen. Algunas personas obtienen lo que merecen y otras no, y eso, sencillamente, es así. (…)

Pienso que detestamos la idea de que las cosas importantes de la vida puedan ocurrir por suerte o casualidad, que las cosas realmente importantes en la vida no estén bajo nuestro control. Detesto esa idea. No es de sorprender que la gente deteste esa idea, pero, sencillamente, así son las cosas. (…)

Como conclusión, soy una persona de suerte. Tuve suerte en mi matrimonio. Tuve suerte en mi educación. Tuve suerte en mi carrera. Tuve suerte de tener una plataforma y de participar en algo como TED.

¿Merecía el éxito que he tenido? Seguro que merezco el éxito. Como tú mereces tu éxito. Pero muchas personas también merecen tener éxito como nosotros y no la han tenido. 

Nos repugna la idea de un mundo injusto. En realidad no es que pensemos que las desgracias son el resultado de algo que desconocemos de esa persona y que daría sentido a las mismas. En realidad es que necesitamos la sensación de control y un mundo injusto es mucho más impredecible.

Incluso a los cristianos convencidos les estalla la cabeza con la parábola evangélica en la que el dueño de una vida pagó con un denario a todos los jornaleros con independencia de a qué hora del día los hubiera contratado. Si hiciéramos una encuesta mundial para elegir entre un Dios Justo y un Dios Misericordioso no me atrevo a apostar que saldría.

Concluyendo:

Si podemos afirmar que la desgracia no es un castigo ni siempre es la consecuencia de una mala conducta…

Si, como afirman estas eminencias, el éxito, incluso de ellos, es el resultado de ciertos méritos más un determinada dosis de suerte… (o como afirma otra eminencia, Albert-Laszlo Barabasi, de tu posición en una determinada red de relaciones)…

… Entonces, considerar la resiliencia como el resultado sólo de actitudes o capacidades individuales, olvidando la importancia de la suerte de tener acceso o disposición de recursos externos es otra idea muy extendida pero totalmente equivocada y, lo que es peor, perversa y dañina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s