En este blog ha habido bastantes reseñas sobre películas en las que se aprecia el fenómeno de la resiliencia o la relación de ayuda. Muchas de ellas están basadas en hecho reales que conocía con anterioridad o no. Pero algunas también han sido historias totalmente inventadas por su o sus guionistas. Me vienen a la cabeza Gran Torino, WinWin Ganamos todos

Pero excepto la reciente referencia a los relatos de Ted Chiang no recuerdo haber hecho lo mismo con novelas escritas o gráficas. Hay una explicación muy sencilla. No suelo leer ficción. No porque no me guste. Crecí con la afición de la lectura. Incluso me refugié en mi pubertad y adolescencia en los libros de Enid Blyton, Emilio Salgari, Julio Verne, etc para evadirme de una realidad que no me gustaba: ir al colegio.

Pero desde que en mi cerebro se hizo hueco ese perro llamado “Curioso”, que no deja de cazar libros de no ficción tan interesantes no hay tiempo para la ficción ¿Por qué gastar tiempo en lo que un tipo o tipa se ha inventado si la realidad siempre supera a la ficción, según dicen?

Pero ahora, gracias a una entrevista en La Contra de La Vanguardia, que reblogueó Anna Forés tengo curiosidad y ganas de leer una novela. Se trata de La voz del Ángel del filósofo y novelista francés Frederic Lenoir .

Si entras en la entrevista podrás tener las claves de la historia que el autor ha inventado. Sólo te diré que el mismo afirma que el tema de la novela es precisamente la resiliencia. E intuyó que además en las dos formas de entenderla que, gracias precisamente a Anna Forés y Jordi Grané, tenemos ahora. La resiliencia clásica, ejemplificada en el personaje de la superviviente del Holocausto, y la resiliencia generativa contra-ejemplificada en el personaje del joven incapaz de generar más posibilidades ante la incertidumbre de la vida que el suicidio.

Por otro lado hace unos días la portada de un libro me atrapó en una librería. Quizá porque hubiera querido ser un gran dibujante y me quedé en psicólogo light o de baja intensidad. Es este:

Recorrí algunas de sus páginas fascinado por sus dibujos pues de pequeño soñé con ser capaz de hacerlos. Pero sus textos concisos y con una caligrafía también bella me emocionaron hasta el punto de sentir vergüenza de que eso ocurriera ¿me estaré haciendo un sentimental con los años?

Pero para mi es un libro que recomendaré cuando alguien quiera un poético tratado sobre la resiliencia.

Y también tanto en su sentido clásico (respuesta ante la adversidad)

Como en el de la resiliencia generativa (actitud ante la incertidumbre)

Y también, lo reconozco, consiguió sacarme una sonrisa. El humor, siempre el humor…

El dedo es el mío. Porque el libro quedó en mi cabeza y sólo necesité encontrar una excusa para comprarlo otro dia.

Un comentario en “Blog de notas: Ficciones que reconfortan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s