Es curioso pero cuando decidimos el nombre de “Renovando desde dentro” para el blog en el que compartir inquietudes sobre el sistema de protección a la Infancia, en mi habitual egocentrismo, pensé que era un título autorreferencial porque somos un grupo de personas QUE ESTAMOS, profesional o voluntariamente, en el sistema y que queremos su renovación.

Pero el post que hoy publica en aquel blog Javier Romeo me ha hecho pensar que la expresión es mucho más profunda. ¿Cuál es el “dentro” del sistema?

Muchos podemos pensar que el niño o la niña es el dentro profundo, el centro, del sistema. Pero el post de Javier me hace pensar que no es cierto. Eso sería así si los niños y niñas fueran hongos o setas. Y ni así. El niño o niña, como cualquier persona que se precie, es un ser relacional. Y si lo olvidamos así nos va. Nos matamos unos a otros por el superior interés del menor. Yo te cuido muy bien, no como…

De nada sirve proteger al niño o niña sino saneamos la relación con su familia; si lo colocamos en otro entorno donde las relaciones no van a ser mejores que las que le hemos quitado… pero también si la relación entre los distintos implicados es la de competencia o poder. Como educador podré establecer una buena relación con un niño o niña pero si no consigo lo mismo con su familia (de origen o acogedora) la mesa o la silla cojeará… Podré dar consejos estupendos como terapeuta, que en la consulta quizá funcionan, pero que en la relación cotidiana del niño o niña con sus cuidadores ni funcionan ni ayudan. A veces todo lo contrario, entorpecen, bloquean la relación. He visto varias veces a profesionales estableciendo una buena relación con el niño o niña al precio de, sin querer, minar la relación con sus cuidadores.

Por eso el post de Javier Romeo, además de una joyita, es un acierto para empezar esta serie de post mensuales del grupo. Porque se lo puede aplicar desde la familia del niño o niña en riesgo hasta el Director o Directora General de Infancia de turno, pasando por educadores y educadoras de centros, familias acogedoras, técnicos de seguimiento o de instrucción, jefecillos o jefecillas de sección o servicio… Simplemente piensa con quien te relacionas en el sistema y acuérdate de la metáfora tan potente de Javier.

Y si no estás en esto de la protección a la infancia pero trabajas o te mueves en cualquier relación de ayuda (educación, sanidad, etc) te puedo asegurar que te servirá igual.

2 comentarios en “Blog de notas: Desde dentro… de la relación

  1. Muchas gracias por tus amables palabras… y por la creatividad de dirigir nuestra mirada a un “dentro” distinto del que pensábamos.

    Un abrazo,

    Tu tocayo casi múltiple Javier

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s