Este post es un triple salto no mortal. Un post compuesto por uno de la serie «Mis Ted favoritos», otro de «Post robados» y finalmente un «Micropost».

Mis TED favoritos: frente al «Yo,mi,me,conmigo»

Esta charla TED es del 2017 pero hasta hace unas semanas no la conocí. Se titula «Cómo podemos afrontar el futuro sin miedo, juntos». Tampoco conocía al orador que falleció tres años después. Jonathan Sacks fue un rabino, filósofo, teólogo, autor, y figura pública destacada en Gran Bretaña.

Por si no te apetece ahora, o nunca, escucharla, verla o leerla te dejo sólo unos párrafos para que entiendas por qué la he incluido en esta tripleta:

Creo que los antropólogos del futuro analizarán los libros que leemos de autoayuda, de autorrealización, de autoestima. Analizarán la forma en que hablamos de moralidad como ser fieles a nosotros mismos, la forma en que hablamos de política como cuestión de derechos individuales, y analizarán este nuevo y maravilloso ritual que hemos creado. ¿Lo ven? Se llama «selfie». Y creo que van a concluir que en esta época veneramos el yo, lo mío, lo propio. (…)

Pero no olvidemos que biológicamente, somos animales sociales. Hemos pasado la mayor parte de nuestra historia evolutiva en pequeños grupos. Necesitamos esas interacciones cara a cara donde aprender la coreografía del altruismo y donde crear esos dioses espirituales como la amistad, la confianza, la lealtad y el amor que redimen nuestra soledad. Al tener mucho «yo» y poco «nosotros», puede que nos encontremos vulnerables, temerosos y solos. No fue casualidad que Sherry Turkle del MIT llamase a su libro que habla del impacto de los medios sociales «Conectados pero solos» (Existe otro TED de esta autora con este tema) (…)

Esa es mi humilde sugerencia. Podría cambiar sus vidas, y podría contribuir a iniciar un cambio en el mundo. Busquen y reemplacen en el texto de sus mentes, donde encuentren «auto», reemplacen por «al otro». En vez de auto-ayuda, ayuda al otro; en vez de auto-estima, estima al otro.

Por el bien del futuro «tú», fortalezcamos juntos el futuro «nosotros».


Post robados: frente al «Bla,bla,blá»

Pues si se trata de pasar del yo al nosotros sería conveniente empezar por escucharnos unos a otros. Aquí dejo reflexiones extraídas del libro (que ya nombré cuando se publicó en inglés) «No me estas escuchando»

En la vida moderna, nos animan a escuchar la voz de nuestro corazón, de nuestro interior, de nuestra intuición, pero rara vez nos animan a prestar atención a los demás.

En internet y en persona, lo fundamental es siempre definirse, crear un relato y transmitir un mensaje. Se valora lo que se proyecta, no lo que se absorbe. (…)

Es sorprendente, pues, que haya equipos de debate y cursos de retórica y persuasión en las escuelas secundarias y en las universidades, pero rara vez, si acaso, clases o actividades que enseñen a escuchar con atención.

Los medios sociales han proporcionado a todo el mundo un megáfono virtual para transmitir cualquier pensamiento, junto con la manera de filtrar todo punto de vista divergente.(…)

El resultado es una creciente sensación de vacío y aislamiento, que lleva a la gente a pasar o deslizar pantallas y clicar cada vez más.(…)

Escuchar de verdad es prestarse a que el relato de otra persona nos conmueva de un modo físico, químico, emocional e intelectual.(…)

Escuchar es más que oír lo que dice la gente. También es prestar atención a cómo lo dice, qué hace al decirlo, en qué contexto lo dice y qué efectos tiene en nosotros. No se trata simplemente de guardar silencio mientras otro perora.(…)

Las personas solían escucharse cuando se sentaban en el porche de su casa y alrededor de las hogueras, pero ahora estamos demasiado ocupados, o distraídos, para explorar las ideas y los sentimientos ajenos en profundidad. (…)

La habilidad de escuchar a cualquiera ha dado paso a la capacidad de excluir a todo el mundo, en particular a quienes no están de acuerdo con nosotros o no enuncian su parecer con suficiente rapidez.

La gente se siente sola cuando nadie lo hace. Los investigadores en materia de psicología y sociología han dado la voz de alarma sobre una epidemia de soledad en Estados Unidos. Los expertos hablan de crisis de salud pública, pues la sensación de aislamiento y desconexión incrementa los riesgos de sufrir una muerte prematura tanto como la obesidad y el alcoholismo juntos.[

Para combatir la soledad, se le pide a la gente que «salga un poco». Afiliarse a un club, practicar deporte, hacer voluntariado, invitar a otros a cenar, participar en las actividades de la iglesia. En otras palabras, cerrar Facebook y tener encuentros «cara a cara». Pero, como se ha mencionado, a menudo las personas se sienten solas en presencia de otros. ¿Cómo se conecta con los demás cuando ya se ha «salido» y se está «cara a cara» con ellos? Escuchándolos. Sin embargo, la cosa no es tan simple. Escuchar de verdad es una habilidad que muchos parecen haber olvidado o que quizá nunca aprendieron.

De el libro «Gran Panda y Pequeño Dragón» de Jame Norbory. Ed. Nube De Tinta


Micropost: frente al «Yo pienso que…»

El viernes pasado salí a un atril con un micrófono y durante algo más de media hora fui escuchado. Lo sé porque podía apreciar las reacciones de parte de los asistentes: los que asistían presencialmente. Fue en el V Congreso ISN organizado por ASEAF. Fue agradable (para mí). Ahora estoy escribiendo pero no sé si seré leído. Y, si lo soy, no sabré si me entiendes, si piensas como yo, si te sirve… Así que no es lo mismo. El viernes pasado fui un privilegiado.

Y lo que quería compartir o transmitir es que, para que las familias acogedoras se sientan escuchadas tendrán que levantar la voz. Pero si reclamamos participación también las familias acogedoras tendremos que aprender a escucha mejor al resto del equipo.

¡Que pena no haber leído antes a Kate Murphy!

8 comentarios en “Tres posts en uno

  1. Hola Javier:

    He leído el texto de tu presentación en el Congreso organizado por ASEAF, he leído tu triple post y quiero decirte que me conmueve física, química, intelectual y emocionalmente.
    Trabajo en protección infantil en Gipuzkoa desde hace treinta años y sigo necesitando escuchar y aprender parar tratar de hacer las cosas un poco mejor.
    Muchas gracias por tus reflexiones.

    1. Hola Jose Mari
      Y a mi me conmueve porque me consta por buenas fuentes que eres uno de esos «Capitanes» que necesitamos en el Sistema de Protección a la Infancia. Y los frutos de tu liderazgo «desde el barro» son evidentes. Muchas gracias por «escucharme»

  2. Me parece muy interesante la reflexión del último párrafo de este post. ¡Qué difícil equilibrio, hacerse oir sin dejar de escuchar al resto! Está claro que ese es el camino que debemos seguir los activistas del Acogimiento Familiar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s