Yo soy psicólogo. Marta Llauradó es bióloga.

Yo soy profesional en el Sistema de Protección a la Infancia, Marta regala su tiempo libre para la mejora del mismo.

Yo fui familia acogedora. Marta también.

Y con todo lo anterior Marta me ha enseñado y descubierto cosas que hoy en día forman parte de las ideas con las que puedo hacer mi trabajo mejor. Algo que no siempre consigo, lo reconozco. Me descubrió el concepto de pérdida ambigua; me abrió los ojos a las muchas otras pérdidas que sufren los niños y niñas cuando los separamos de sus padres; me ha dado la mejor metáfora posible para entender que la adaptabilidad infantil no se puede tomar como excusa para maltratarlos institucionalmente.

Por eso yo invito a mis compañeros y compañeras a…

… leer y reflexionar sobre el post «Yo acuso» que acaba de publicar

… a la humildad intelectual para entender que a veces utilizamos supuestos criterios técnicos para plegar los niños y niñas al sistema y no el sistema a las niñas y niños

… a la humildad intelectual para escuchar a los niños y niñas y no dar por hecho que no tienen criterio o que siempre están instrumentalizados por sus cuidadores (casualmente cuando no nos interesa lo que nos están diciendo)

… a no chantajear emocionalmente a las familias acogedoras cuando se les ocurre plantear criterios o argumentos que no coinciden con los nuestros

… a dejar de considerarlas a ellas y a los profesionales de los centros de acogida meros cuidadores de «nuestros niños» y a dejar de faltarles al respeto intelectual y humano

… a darnos cuenta de que los tiempos han cambiado y que no podemos seguir utilizando como mantras los mismos argumentos que hace 30 años.

Y lo sé porque es el tiempo que estoy dentro del Sistema. La experiencia no es garantía de nada. Se puede tener experiencia consolidada de hacer las cosas de pena.

Pero lo que si te da el tiempo es perspectiva histórica.

Por eso yo aviso: nos estamos quedando muy atrás.

2 comentarios en “Yo invito…

  1. «Meros cuidadores»….
    Y reparadores de almas rotas; y sostenedores de conductas descontroladas; y regeneradores de confianza en los adultos; y mecánicos de la autoestima; y pacientes con decisiones que no tomamos; y

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s