Publicado por Adam Grant en su espacio en Bulletin.com (la negrita es mía)

En 2015, escribí una pequeña diatriba sobre la meditación. No tengo nada en contra de la meditación, ¡algunos de mis mejores amigos son meditadores! Lo que me molesta es la evangelización. Para algunas personas que conozco, la meditación se ha convertido en una religión secular. Y cuando entran en modo predicador, envían una señal mi «fiscal interno» de que es hora de hacer un viaje al juzgado.

Antes de presentarles mi acusación, permítanme reconocer algo en lo que me equivoqué. Argumenté que los beneficios de la meditación no son únicos: sí, puede aliviar el estrés, pero también lo puede hacer un buen ejercicio. Dan Harris (1) me hizo cambiar de opinión. Señaló que cuando siente mariposas justo antes de subir al escenario o al plató, no tiene tiempo para correr o hacer algunas flexiones, pero puede hacer fácilmente algunos ejercicios de respiración rápida.

Dicho esto, todavía me molesta cuando la gente hace afirmaciones sobre la meditación que no resisten el escrutinio científico. Una es que, al prevenir la violencia y promover la generosidad, la meditación hace del mundo un lugar mejor. No abordé esto en mi diatriba original porque la evidencia era demasiado escasa, pero eso ha cambiado. Entonces, damas y caballeros del jurado, por la presente presento mi caso en contra de que la meditación nos transforma en una mejor persona.

Prueba A: la meditación no te hace más amable. En una revisión sistemática y un metanálisis de 16 estudios, un equipo de investigadores no encontró evidencia consistente de que la meditación reduzca los prejuicios o la agresión y, en el mejor de los casos, una evidencia cuestionable de que aumenta la compasión. Aunque la meditación puede ser buena para ti, no parece motivarte a hacer el bien a los demás. Como concluye la psicóloga Ute Kreplin, “los resultados de nuestro análisis sugieren que la meditación per se, lamentablemente, no hace del mundo un lugar más compasivo”.

Anexo B: La meditación no calma tu ego. En un experimento, las personas que fueron asignadas al azar para meditar en realidad se centraron más en sí mismas.

Espera, sé lo que estás pensando: estaban haciendo el tipo de meditación equivocado. Al contrario: hicieron meditación de bondad amorosa que los guió a ser compasivos con los demás. ¡Y se alejaron más ensimismados! (Lo mismo sucedió con las personas que fueron asignadas al azar para hacer yoga).

Al final del día, soy un científico social: quiero llegar a la verdad sobre cómo nos afectan las prácticas de bienestar. Y a veces la mejor manera de hacerlo es presentar el argumento que la defensa no quiere escuchar.

Las prácticas mente-cuerpo tienen un lugar en nuestras vidas. Pero concentrarse en sus propias sensaciones puede desviar su atención de otras personas. Si quieres ser más amable, es mejor que inviertas tu energía en acción e interacción. No hay sustituto para escuchar los problemas de otras personas y ofrecerse como voluntario para compartir su tiempo, talentos y vínculos con ellos.

La gente a menudo dice que lo que cuenta es el pensamiento, pero creo que lo más importante es la consideración que muestres. La compasión es más que un pensamiento o un sentimiento; es una acción. La bondad no es una intención que diriges hacia los demás; es cómo los tratas.

(1) Periodista y presentador estadounidense

2 comentarios en “Post robados: medita, que yo ya vuelvo luego. O no.

  1. Excelente Post Javier, gracias. Describe perfectamente la cosificación de la realidad: o cuando la experiencia vital se convierte en una cosa y divide a la tribu entre defensores y detractores. Un abrazo

    Bernardo Ortín Pérez

    Zen-Tre

    C/ Sta. Mª Micaela, 18-27ª

    46008-Valencia

    Tel. 963845544

    1. Gracias, Bernardo. Lo que realmente me interesó del post de Grant no es denostar la meditación, cuyos beneficios personales no se cuestionan en sí mismo, sino que el auge de esta práctica está explicado en parte por la cultura imperante del yo, mi, me, conmigo. Un abrazo muy fuerte.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s