Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Resiteca’ Category

No pensaba escribir un post porque otras obligaciones con el “Grupo de Trabajo de Resiliencia de Valencia” acaparan mi (poco) tiempo. Pero no puedo dejar de hacer esta pequeña reseña.

Ayer mi mujer y yo vimos la película “Las sesiones”. Llevábamos tiempo queriendo verla pero sin conocer que estaba inspirada en hechos reales.

Ya sé que la resiliencia no sólo es aplicable a grandes desgracias o adversidades pero es verdad que, en las situaciones límite, es donde brilla más.

En este blog nos hemos hecho eco de otras películas o libros que muestran como el ser humano puede encontrar caminos satisfactorios aún cuando la vida le haya privado de algo que parece esencial para la misma. Si no recuerdo mal la última referencia pudo ser la de “Intocable” también sobre una persona tetrapléjica.

Nadie puede negar que vivir en un cuerpo que no responde de cuello para abajo es una situación límite.

Así que creo que la historia de Mark O´Brien debe ocupar un lugar en este blog.

Cómo no dispongo de mucho tiempo, y para quien le interese, os dejo varios enlaces:

1.- La reseña de Wikipedia en español (es una pena que su autobiografía no esté, creo, que traducida al español)

2.- El tráiler de la película en español

3.- Un video con el comentario de la película del crítico de El País Carlos Boyero (la segunda parte se refiere a otra película que habrá que seguirle la pista)

2.- El principio del documental “Breathing Lessons” (Lecciones de respiración) de Jessica Yu sobre Mark O´Brien (no he encontrado el documental entero por desgracia) pero salen unas imágenes del protagonista real.

Espero poder detenerme en otro momento a a analizar las condiciones de resiliencia que se pueden contemplar en esta historia (la real y la película) pero vaya como adelanto: sustento físico y emocional, experiencias como tutor de resiliencia, retos, un gran sentido del  humor, introspección, creatividad, escritura, y mirada trascendente de la vida. Ahí es ná.

P.D. Me ha llamado la atención el título de la autobiografía de Mark O´Brien: How I Became a Human Being: A Disabled Man’s Quest for Independence (Cómo me convertí en un ser humano: aventuras de un discapacitado en busca de independencia") Me recuerda lo que Jorge Font explica del impacto emocional de la tragedia (en su caso también la parálisis): el sentimiento de no pertenencia. Y desde ese punto de vista la resiliencia humana sería un proceso de “vuelta a casa”. De volver a conectar a la víctima con el mundo, con la gente.

UN FAVOR: Si alguien conoce como acceder a material filmado o escrito sobre Mark O´Brien le ruego nos lo indique. GRACIAS.

Read Full Post »

(Esta entrada iba a ser una simple reseña bibliográfica pero se me ha ido de las manos. Lo siento)

Si cada vez que redacto un post me acordará de etiquetarlo, cosa que muchas veces no ocurre, la etiqueta Cyrulnik permitiría averiguar el numero de entradas en la que este autor ha sido citado por mil. Calculo, a ojo, que en cada tres post un contiene su nombre. Y eso por no decir una de cada dos.

En realidad este blog podría considerarse un eco continuo de su obra.

Sé que no todo a todo el mundo interesado en la resiliencia le gusta su obra como a mi. Y que hay quien no comparte ciertos planteamientos suyos. Pero bueno… Es lo que hay.

Así que yo de vez en cuando intento averiguar si está escribiendo algo. Y esta vez me he llevado la alegría de que en Francia se acaba de publicar una nueva obra suya.

Sauve-toi, la vie t'appelle

Según lo que el Sr. Traductor de Google me ha contado en su pésimo castellano se trata de unas memorias. A las que ha titulado algo así como “Sálvate, la vida te llama” (o “Sálvate, la vida te está esperando”) y lo ha publicado la editorial Odile Jacob.

Cuando se publicó su librito “Me acuerdo…” ya expresó que había pasado 60 años elaborando intelectualmente el tema de la resiliencia porque no podía expresar abiertamente su historia.

Aquel libro, de muy pocas páginas, estaba motivado por el impacto de haber vuelto a visitar los lugares donde ocurrieron los acontecimientos más importantes de su infancia durante la 2ª Guerra Mundial. Pero la ficha del libro recién publicado señala que tiene 300 páginas. Parece que estamos ante unas verdaderas memorias.

Pero ¿qué son unas memorias? En una reseña de su nuevo libro, también gracias a Google aunque creo haberla mejorado, se dije:

Para Boris Cyrulnik la palabra "Memorias" no es sólo un género literario. También se refiere a nuestra capacidad para recoger recuerdos. ¿Cómo funciona la memoria, cómo selecciona, cómo se equivoca, cómo reconstruye la historia? Porque ella es crucial para la construcción de nuestra personalidad, sobre todo cuando, al comienzo de la vida, una emoción violenta y fundamental grabó el trauma insoportable. Los falsos recuerdos no son mentiras.  Son las mejores opciones para lo mejor y no para lo peor. La verdad narrativa no es la verdad histórica, es la remodelación que hace la vida soportable."

Ya al final de “Me acuerdo…” relata su propia experiencia con un falso recuerdo.

Siempre había recordado escapar, en su infancia, del cautiverio nazi gracias a que, una enfermera francesa le hizo una señal y, se escondió bajo un colchón en una ambulancia en el que yacía una moribunda. Tras lo cual el oficial alemán dio la orden de arrancar.

Según ese recuerdo se salvó gracias a una enfermera y a un oficial nazi benévolo que se ocupó de que la ambulancia cumpliera rápidamente con su cometido.

Sin embargo hace unos años se reencontró con la enfermera y habló con la mujer herida. Y descubrió que no se trataba de una ambulancia sino de una camioneta y que el oficial no había dado ninguna orden. Y que la camioneta arrancó porque, a quien lo ordenó, le daba igual lo que pasara con la mujer herida. Lo que quería era salir rápido de allí. Por propio interés.

Y Boris concluye:

“(…) Al manipular mi historia, es probable que sintiera la necesidad de pensar que siempre hay hombres indulgentes, cualesquiera que sean las circunstancias. De hecho, es el falso recuerdo el que sostuvo la coherencia de mi historia, puesto que el auténtico era la locura. Tuve por tanto que encontrar una coherencia que se pudiera dividir en partes: puesto que era una enfermera, entonces el vehículo, naturalmente, era una ambulancia, y puesto que se había puesto en marcha, ese oficial no podía ser más que un alemán amable. Ahora bien, ¡nada de todo eso era cierto!”

Por eso cuando se le plantea qué es lo que quiere compartir con los lectores con este nuevo libro contesta: “Me gustaría compartir una duda: La memoria que nos constituye verdaderamente ¿es una representación del pasado o la verdad pasada?

Y también el tema del silencio.

“Como la mayoría de los deportados que regresan de los campamentos, Boris Cyrulnik se refugió en el silencio después de la guerra. Él tenía que sobrevivir, y se quedó en silencio para ganarse la vida”. De hecho según el propio Cyrulnik su nuevo libro “…trata sobre la dificultad de hablar con aquellos que no quieren oír nada” .

Uno de los temas claves de su obra. La idea otra vez de la doble herida. Si mi tragedia no quiere ser escuchada por la gente que me rodea el trauma está a las puertas. Él se libro dedicándose a la psiquiatría.

No puedo cerrar este post sin recoger su humor cargado de profundidad como cuando en una entrevista, colgada en internet y a la que ya me he referido en otra ocasión, decía acerca de su pronóstico sobre la evolución del cuidado a la infancia: “Soy optimista. porque vamos hacia el desastre”.

En esta ocasión esta ha sido la pregunta y la respuesta que ha hecho que mientras las comisuras de mis labios se levantaban yo siguiera rumiando el contenido de su respuesta:

¿Qué es usted?
Mi editor dice que soy un gran escritor. Mi esposa dice que soy un marido perfecto. Mis hijos dicen que soy un padre adorable.
Sólo aquellos que no me conocen pueden decir que soy.

Read Full Post »

Pasa pocas veces pero cuando ocurre es una gozada.

Estás en una librería a la que has ido para ver si hay alguna novedad interesante. Paseas tus ojos por las mesas de tus secciones favoritas. Algunos libros te llaman la atención y los ojeas u hojeas. Pero los dejas de nuevo en su sitio.

Y de repente lo ves. Y lo coges lleno de alegría. No tienes dudas. No necesitas ni mirar el índice ni nada más. Sabes que te lo llevas. Incluso aunque estés a final de mes o no esté, ni el horno para bollos, ni la economía familiar para libros.

Es fácil que te ocurra esto cuando admiras mucho a un autor. Sus otros libros avalan la compra. Pero a veces ni eso.

Cuando ayer vi este libro no dudé ni un segundo.

Ensanchar la vida

Ya me he referido a Jorge Font en este blog y he enlazado alguna conferencia y una entrevista.

Justo el miércoles pasado usé esa entrevista para ejemplificar la necesidad de recursos externos, internos y sentido para que se dé la resiliencia. Porque la resiliencia no es un concepto. Es un fenómeno. Y se da en personas que, en algunas ocasiones, pueden, quieren y saben contar su historia.

Por eso me atrevo a recomendar este libro sin haberlo leído aún. Porque ya he oído la historia de Jorge Font contada y elaborada por el mismo. Y sé que el libro vale la pena.

En él seguro que no encontrarás ni consejitos ni una visión ñoña o edulcorada del sufrimiento. Pero tampoco una desgracia de la desgracia.

Y si crees que me equivoco puedes dejar tu comentario.

Y si acierto, también.

Te dejo el enlace a la editorial.

Read Full Post »

La semana pasada todos los medios de comunicación se hicieron eco del repentino fallecimiento, debido a un infarto, de Manolo Preciado, uno de los más populares entrenadores del futbol español.

Para mí es una de esa personas que, no conoces ni conocerás personalmente pero que cada vez que lo ves en televisión o lo oyes en la radio, te genera una corriente de simpatía. Si tuviera que elegir adjetivos que me vienen a la cabeza al recordarlo podría escoger: campechano, natural, sensato, sincero, acogedor, divertido, humano.

Es por ello que seguí las noticias sobre su muerte y rápidamente descubrí una historia personal y familiar  muy dura. En menos de 10 años había recibido tres grandes “hachazos de la vida”. La pérdida de su mujer por una cáncer; la de un hijo de 15 años por un accidente de moto y, más recientemente, la de su padre en un accidente, llamémosle respetuosamente, absurdo.

Todos los periodistas o personas que lo conocieron insisten en el contraste entre su carácter abierto, acogedor, vital… y la “tasa inusualmente alta de desgracias” en su vida.

Y buscando información sobre ello he dado con algunas supuestas manifestaciones que hizo al respecto. Digo supuestas porque las fuentes son indirectas y no puedo afirmar que las hicieras. Aún así me voy a referir a ellas:

La vida me ha tratado mal en algunos aspectos pero demasiado bien en otros“.

Sinceramente me encantaría averiguar si esta frase la dijo literalmente porque hay una palabra muy significativa en ella: “demasiado”. Porque quien considera que la vida te puede tratar “demasiado bien” es porque tiene claro que, en la vida, lo aparentemente bueno puede resultar malo y viceversa. Implica reconocer que algo “objetivamente bueno” puede acabar resultando malo. Significa ser consciente de que el premio gordo de la lotería puede arruinar tu vida; o que un trabajo de ejecutivo en una gran empresa puede resultar la puerta de entrada al alcoholismo. Por ejemplo.

Quien sabe que esto es así es porque también sabe que un aparente mal puede ser el inicio de otro camino positivo (aunque haya que recorrerlo con el dolor a cuestas).

No pretendo afirmar que Preciado quisiera decir todo esto. A lo mejor simplemente estaba expresando que tenía motivos para reprocharle a la vida pero que eso no le ocultaba que, en otros momentos, circunstancias o parcelas, la vida le había sonreído. En todo caso a eso se le llama gratitud y es una actitud muy importante para la resiliencia.

Hay que levantar la cabeza y pensar que siempre hay alguien alrededor que te va a necesitar

Otra frase significativa. Lo normal sería pensar que cuando te ocurre una gran desgracia habría que levantar la cabeza para que los demás te vean y te ayuden. ¡Estoy sufriendo, ayudadme!

Pero un recurso para la resiliencia es paradójicamente el altruismo. En vez de centrarme en mi sufrimiento me centro en el de otro. Y así, al centrarme en el dolor de otro, me “descentro” o me olvido del mío.

Preciado lo dice mucho mejor que yo: levantar la cabeza y buscar el dolor de otro que me necesita. Ayudándole e él o ella me ayudo a mi.

Y tres…

Cuando murieron mi mujer y mi hijo tenía dos opciones. Tirarme de un puente o seguir adelante. Decidí lo segundo

Efectivamente: dos opciones. Dos caminos. El de la “desgracia de la desgracia” y el de la “oportunidad de la desgracia” O parafraseando a Cyrulnik en esta segunda opción  (no soy yo el que se atreve a utilizar esta expresión casi blasfema) la  maravilla del dolor.

Pero lo que me sorprende de esta frase de Preciado no son las opciones. Es su rotundidad al afirmar que decidió él.

¿Es, por tanto, la resiliencia una decisión?

No es fácil contestar a esta pregunta. Ninguna de las dos posibles respuestas(Sí o No) me convence. Cada una me deja un sabor amargo.

Tendré que madurarlo. Volveré a ello más adelante.

Así que de momento me recrearé en la admiración a su persona  y me conformaré con pensar que, en todo caso,  es un…

Don, Manuel  Preciado.

Deseo de todo corazón, Manuel, que su hijo, el que lloraba desconsoladamente en su entierro, tenga el mismo don que usted. Porque siendo muy joven la vida le ha dado ya cuatro zarpazos terribles. Lo va a necesitar.

Read Full Post »

Hace muy poco tiempo descubrí la historia de Bosco Gutiérrez. Se trata de un prestigioso arquitecto mejicano que hace 20 años fue secuestrado. Su cautiverio duró 257 días.

Los detalles de la experiencia se pueden conocer de muchas formas puesto que existen videos en Internet; se acaba de publicar en España un libro y pronto se estrenará una película.

Cuando fue secuestrado ya era un arquitecto famoso y pertenecía a una rica y numerosa familia mejicana. Estaba casado y tenía 7 hijos.

En unos pocos minutos que dura la entrevista que emitió hace poco el programa “Últimas preguntas” de RTVE escuché del propio protagonista tres estrategias que me impresionaron y que demuestran que aún en un zulo de pocos metros uno puede resistir y rehacerse de la privación de libertad y de la incertidumbre extrema.

1.- A los pocos días del secuestro Bosco decide dejarse morir. Su estado anímico era pésimo. Al impacto del secuestro en si mismo se sumo una terrible sensación de indignidad. Los secuestradores le han estado presionando para que facilite información sobre su familia y Bosco ha cedido. Mejor dejarse morir. Bastará con no comer.

Pero los secuestradores necesitan a Bosco en buen estado puesto que la familia ha pedido pruebas de vida. Así que, cuando por la cámara de TV con la que lo vigilan, descubren que su debilidad es extrema se muestran condescendientes. Ante la primera oferta de los secuestradores Bosco pide un whisky con hielo, en vaso de cristal. Cuando se lo dejan, se arrastra hasta él y después pasa minutos y minutos recreándose con él. Se humedece los labios, se refresca la frente, juega con los cubitos… Y ¡de repente una idea va tomando fuerza en su interior! Y tras momentos de combate y lucha interior ejecuta su improvisado plan: se vuelve de espaldas a la cámara y disimuladamente vuelca todo el contenido del vaso en el inodoro.

Con este acto Bosco ha dinamitado su privación de libertad. Podía haber disfrutado del placer añorado. Pero al rechazarlo ha recuperado parte de su libertad, ha recuperado el control. Él decide si tomar el whisky o no. Ni los secuestradores le pueden limitar en esta decisión. Su dignidad se restaura. Es el primer punto de inflexión.

2.- Desde el primer momento los secuestradores le han dejado tener papel en blanco y algo para escribir. Bosco, algo más activo tras la recuperación de su autoestima, decide escribir una carta. Pero no una la carta que enviaría a su familia si pudiera. Al contrario. Decide escribir la carta que recibiría de su familia si pudiera. Para escribirla solo tiene que imaginarse que el está libre y que es un hermano suyo el que ha sido secuestrado. Con la escritura consigue salirse del zulo y le cuenta a su hermano que el secuestro ha afectado a toda la familia. Y que toda la familia está trabajando en equipo para solucionarlo. Y lo que a él le toca es resistir, mantenerse lo mejor posible. Si no lo hace estará traicionando al equipo, a la familia.

Bosco, que además de escribir la carta se la envía, la recibe y la lee, se ha descentrado. Se ha puesto en el lugar de las otras víctimas (su familia) y en este movimiento ha encontrado un motivo para aguantar.

Ya ha recuperado su dignidad, el control y ha encontrado un motivo: no tirar por la borda el trabajo de los suyos. Ahora ya puede pasar el contraataque.

3.- Bosco recuerda que a los 12 años tuvo un sueño, una pesadilla, que contó a su madre. Soñó que estaba en el infierno. Su madre, católica fervorosa, le interpretó el sueño. Se ha visto en el infierno porque no está evangelizando. La vida cristiana es para ella como una moneda con dos cara: por un lado la santidad y por otro el apostolado, es decir, el anuncio a todos los hombres del amor sin límites de Dios. Si falla una cara no hay monada. Durante años, hasta el día de su boda, su madre le recordará el maldito sueño. Pero ahora, en el zulo, secuestrado, aquel mensaje machacón de su madre toma máximo sentido. y su vida recupera el sentido.

Y tiene 5 tipos anónimos (se cubren la cara y se comunican con él por escrito) a los que anunciar el amor de dios. Y que mejor contexto que el del amor por excelencia: el amor al enemigo. Y, de esta forma, Bosco pasó de ver a sus captores como verdugos y pasó a verlos como víctimas también.

Finalmente, un día, tras 257 de cautiverio, logrará escapar. No es lo importante. Podía haber terminado de otra manera. Podría haber sido liberado por la policía o por los propios secuestradores tras el pago del rescate. O podría haber muerto. Pero en ese caso no habríamos conocido esta historia donde una persona confinada a la fuerza en un zulo recuperó su espacio interior.

Meses antes Bosco había dado una conferencia en California sobre la importancia del espacio interior en la arquitectura mejicana. Y su familia utilizará esta idea para comunicarse con él. Por las fotos de prueba de vida sabían que leí la revista americana Newsweek.

Así un día descubrirá y llorará al leer en esa revista un anuncio (en inglés) llamado “La riqueza del espacio interior” seguido del subtitulo “Tu eres nuestro proyecto más importante” Iba precedido de un logo que era el esquema del ángulo más preciado por él de… ¡su propia casa! La supuesta empresa de arquitectura, “La Glorieta Group” (La Glorieta era el lugar elegido por su familia como centro de operaciones) terminaba su anuncio con el siguiente párrafo:

“Teniendo en cuenta la búsqueda constante de la excelencia en la resolución de cada detalle, y a pesar de las circunstancias constreñidas de tu proyecto y la escasa comunicación, te garantizamos todo nuestro esfuerzo para obtener una salida exitosa”

Efectivamente la salida fue exitosa y la continuación también. 20 años después Bosco dice que no hay un solo día de su vida que no recuerde su cautiverio. Pero no para rememorar la angustia y la desgracia. No como agujero negro que todo se lo traga. Más bien como un faro que guía su vida.

Read Full Post »

¿Existe para unos padres un sufrimiento mayor que saber que su hijo o hija se muere? Desde luego a mi no se me ocurre.

Supongo que por eso no compré el siguiente libro cuando lo vi una librería. No me apetece sufrir. Ni vicariamente.

Pero después de ver y leer entrevistas con su autora he cambiado de opinión y cuando pueda lo compraré.

Anne-Dauphine Julliand

Autora: Anne-Dauphine Julliand

Titulo: LLENARÉ TUS DÍAS DE VIDA

Editorial: Temas de Hoy

Año: 2012

Cuando se le pregunta porqué ha escrito este libro, contesta:

“Porque soy una mujer feliz. Y no es normal ser feliz con tanta prueba. En nuestra época, parece que es el fin del mundo cuando se sufre, cuando hay cosas difíciles en la vida. Sin embargo, se puede tener una vida feliz aunque sea una vida difícil. Las palabras se van y perdura lo escrito. Por eso compartí mi historia”

Me parece que con este libro, sus padres han ido más allá de su título. No sólo llenaron de vida los días que vivió su hija. Es probable que también hayan llenado de vida su muerte.

Aquí se puede OIR una entrevista a su autora en Radio Nacional de España

Aquí se puede VER otra entrevista también en RNE y emitida en el programa Últimas Preguntas

NOTA: Me llama la atención que cuando se le pregunta a la autora si se preguntó alguna vez por el “por qué” contesta que la pregunta, ante la noticia de la enfermedad sin tratamiento, no era esa sino el “cómo” (¿Cómo podremos vivir esto?). Interesante ¿no?

Read Full Post »

Tengo ganas de leer el nuevo libro de Jeff Jarvis en el que analiza como Internet está obligándonos a redefinir lo que es privado y lo que es público.

Pero mientras tanto me tiraré a la piscina y confesaré algo por lo que muchos me clasificarán de “tipo raro”:aunque siempre me ha gustado leer, llevo muchos años en los cuales apenas leo ficción.

Y no es que no me parezca un placer leer una buena novela con una historia que te atrapa y bien escrita. Es simplemente que en la vida real también hay maravillosas historias que han sido contadas por sus protagonistas o por otros. Quizá no es la historia mejor trenzada pero es una historia real. Así que me encanta leer cosas que les ha pasado a la gente y otros libros donde se analizan las cosas que les pasa a la gente.

Y como a los productores de cine les encantan estas historias reales muchas veces es el cine quien nos descubre una historia estimulante que no conocíamos, porque quizá el libro o documental inicial no había sido traducido al español.

Este es el caso para mi de la película “Intocables” escrita y dirigida por Olivier Nakache y  Eric Toledano a partir de la historia real de Philippe Pozzo di Borgo y el inmigrante, Abdel Sellou, al que contrata para atenderlo debido a su tetraplejia por un accidente de parapente.

También se puede lee el libro publicado anteriormente  por el protagonista, en España  en la editorial Anagrama , y se puede ver en youtube videos (en francés) con los personajes reales de la historia.

Espero poder leer el libro o poder ver traducido el documental que en 2004 se hizo sobre esta curiosa relación (“A la vie, à la mort”) pero de momento he visto en youtube (3 partes) Intouchables: La Veritate Historie. No sé francés pero más o menos te das cuenta de que en lo esencial la película es fiel a la historia.

Historia que hace pasar un buen rato y que nos revela algunas cosas interesantes sobre la relación de ayuda.

Por ejemplo, que cuando una relación de ayuda se basa en el intercambio de ayuda puede llegar a ser tan fructífera o más que una relación profesional. Por otra parte el sentido del humor puede ser una clave más potente de lo que se suele pensar para consolidar una relación de ayuda (o simplemente una relación).

Mi mujer tiene un grupo de amigos de la juventud con los que suele quedar frecuentemente y siempre me dice:”¡Me rio tanto con ellos!”. Recuerdo que en un post anterior señalé (la frase no es mía) que lo contrario del juego (lo lúdico) no es el trabajo, sino la depresión.

Pero al ver la película se puede pensar que es más fácil que se dé la resiliencia si se es multimillonario. Más fácil sí. Indudablemente. Pero no es suficiente.

La resiliencia siempre, insiste Cyrulnik, necesita de la disposición de recursos externos (el protagonista de esta historia tiene, debido a su riqueza, todos los recursos necesarios), adquisición de recursos internos y significado. Sin los segundos y sin lo tercero Philippe Pozzo di Borgo podría perfectamente haberse despeñado adrede por un acantilado en un descuido de sus cuidadores.

De hecho en un momento de la película o en su libro (ahora mismo no recuerdo) dice: “Lo peor no es estar aquí en una silla de ruedas. Lo peor es estar aquí sin Beatrice” Su mujer falleció, unos años después (creo) de su accidente.

Es indudable que Philippe Pozzo di Borgo lo tiene mucho más fácil que Olga Bejano que, además de tener una parálisis más grave que le impedía hablar, y era ciega, no tenía los medios económicos que el primero. De hecho Olga tuvo que luchar hasta su fallecimiento luchó para reclamar de la Administración que se cubriera la necesidad de tener un cuidador permanente a su lado las 24 del día.

Digamos que Philippe Pozzo di Borgo es un ejemplo de resiliencia de lujo. Para compararlo con otro caso de resiliencia sería como comparar dos viajes en coche:

  • ¿Quién tiene el mejor coche? (Pozzo Di Borgo el mejor del mercado)
  • ¿Quién conduce mejor? ¿Quién elige mejor las rutas? ¿Quién para en los lugares más bonitos y en los mejores restaurantes?…..
  • ¿Quién se dirige o viaja  un destino más hermoso?

El dinero facilita un mejor coche, mejores hoteles y restaurantes pero un viaje en un wolkswagen polo (por ejemplo) y con presupuesto limitado puede llegar a ser más divertido que el de un multimillonario.

Así que decir que una persona rica tiene más fácil ser resiliente es como decir que una persona rica necesariamente realizará un mejor viaje en coche. Es cierto lo tiene todo a su favor pero como sea un zoquete, un neurótico o un aburrido….

Read Full Post »

Older Posts »