El 1 de febrero de 2015 publiqué un post llamado «Invencible, Inquebrantable… o no«

En el me refería a la película («Unbroken») dirigida por Angelina Jolié sobre un periodo de la vida del atleta olímpico y soldado Louis Zamperini, basada a su vez en el libro de Laura Hillenbrand.

En el post señalaba que Hollywood suele detectar historias reales interesantes pero muchas veces se deja fuera de la película lo realmente interesante de las mismas.

Pues el año pasado (2018) se estrenó en EEUU otra película que comienza donde termina la de Angelina Jolie. Se trata de una película destinada probablemente a la TV o una plataforma de streaming, tras un paso fugaz por los cines en EEUU, con actores poco conocidos y sin el respaldo de la campaña de publicidad de la primera.

images

Ahora llega a España en formato DVD y, por tanto  a la red, ya doblada en castellano.

Como ves en los carteles y caratulas se especifica: «Cuando la guerra terminó, su batalla comenzó». ¡Yo ya lo dije!

Aborda el periodo desde el retorno de Zamperini a EEUU; sus problemas de estrés post-traumático y de consumo de alcohol, su intento de reencuentro con su carcelero, y hasta su resurgimiento apoyado en planteamientos trascendentes.

He utilizado en varias ocasiones los picos y valles profundos de la historia de Zamperini en algún curso o charla sobre resiliencia y, en otro post («Apuntes sobre resistencia y resiliencia. Zamperini según Hillebrand«) disfruté sacando algunas conclusiones interesantes de la misma. Ahora, para los lectores perezosos, les puedo remitir a la película a la que me refiero.

Aunque todavía no la he podido ver tranquilamente sé que encierra una sorpresa final: fotos y videos de los protagonistas reales. Entre ellos un vídeo de 1958 con el testimonio del propio Zamperini y otro del mismo, unos meses antes de su muerte, en el que explica el campamento para jóvenes delincuentes (te recuerdo que el lo fue también) que llevó adelante durante la última parte de su vida.

Se puede pensar que la película responde a motivaciones de propaganda evangélica. El famoso predicador Bill Graham es interpretado por Will Graham, que supongo que será su hijo. Es posible.

Y también es muy posible que leas críticas incluso peores que las que tuvo la primera. No soy crítico de cine.

Lo que sé es que la película responde a la historia relatada por Laura Hilldebrand en base al testimonio de los protagonistas.

Y no podía dejar de traerla al blog.

Déjame fantasear y fanfarronear pensando que alguien en Hollywood leyó mis posts y que se puso manos a la obra.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s